Después del fallo de la Corte

Después del fallo de la Corte

Lo importante es pasar la página y avanzar, sabiendo que los desafíos fiscales siguen ahí.

Por: EDITORIAL 
17 de octubre 2019 , 08:05 p.m.

Pocos observadores veían factible que la Corte Constitucional declarara inexequible el texto de la ley de financiamiento, salido del Congreso a finales de 2018. Por tal motivo no se hicieron esperar las expresiones de sorpresa en la tarde del miércoles, una vez el alto tribunal decidió invalidar la norma citada.

Sin embargo, el fallo está bien justificado. Los graves vicios de procedimiento no solo resultaron insalvables, sino que pueden interpretarse como un llamado de atención a los parlamentarios, obligados a cumplir las reglas. Aquí se volvió a comprobar que, como reza el refrán, del afán no queda sino el cansancio, pues en la Cámara de Representantes se acogió en su momento un texto aprobado por el Senado, sin que este hubiera sido publicado.

Consciente de que el perjuicio que se le podría hacer a la economía es significativo, la Corte optó por la línea de la sensatez. En lugar de volver al régimen anterior en forma inmediata, la fecha escogida fue el primero de enero del año que viene. Eso, en términos prácticos, faculta a la Administración para sacar adelante un nuevo proyecto.

Aquí comienza un proceso diferente. Por ello, volver a
las reuniones a puerta cerrada
y al conocido pupitrazo caería mal en la opinión

Tal como lo señaló un comunicado emitido por el gobierno Duque, en los próximos días será radicada una iniciativa igual a la que fracasó. Aunque ajustado, el calendario permite cumplir con los tiempos establecidos.

Dado que el respaldo a la propuesta original fue amplio, sobre el papel no habría problema para el Gobierno a la hora de las votaciones. Por tal razón, los analistas y los mercados reaccionaron con calma.

No obstante, es obligatorio que en la presente oportunidad el Ministerio de Hacienda haga bien la tarea. Estrictamente hablando, aquí comienza un proceso diferente, lo cual implica someterse a debates y estar prestos a explicar dudas que vienen de atrás. Volver a las reuniones a puerta cerrada y al conocido pupitrazo caería mal en la opinión. Eso para no hablar del exceso de confianza que llevaría a descalabros de marca mayor.

Hay que estar además vigilantes hacia eventuales intentos de chantaje por algunos congresistas interesados en condicionar su apoyo a las prebendas de antes. Tratar de arrodillar al Ejecutivo sería motivo de censura, y más todavía si regresan los conocidos micos de último momento.

Sin duda, la principal razón para refrendar lo expresado por la Ley 1943 de 2018 es la aceptable marcha de la economía colombiana, que supera con creces el promedio regional. Regresar al pasado enviaría una pésima señal y acabaría castigando decisiones empresariales de inversión hechas de buena fe, las cuales respondieron a una importante disminución en la tributación efectiva de las personas jurídicas.

Aparte de esa mejora, también es fundamental preservar el régimen simplificado, un camino que conduce a la formalización, al igual que las herramientas de lucha contra la evasión. Otras provisiones, como ciertos estímulos o la falta de equidad en el tratamiento de diferentes actividades económicas, son más difíciles de digerir. Aun así, no es este el momento de salir con una reforma estructural. Lo importante, como lo dijimos el martes, es poder pasar la página y avanzar, a sabiendas de que los desafíos fiscales siguen ahí. Pero primero, lo primero.

editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.