De espaldas al país

De espaldas al país

La manera como se hundió la ley anticorrupción hizo que el Congreso borrara sus logros del periodo.

Por: EDITORIAL
20 de junio 2019 , 08:13 p.m.

Es muy probable que los logros del Congreso en lo correspondiente al periodo de sesiones que finalizó ayer terminen opacados por la forma vergonzosa como se hundió el proyecto de la ley anticorrupción. Esta iniciativa provino de la Fiscalía General de la Nación y tenía como elemento más llamativo para la opinión el fin del beneficio de la casa por cárcel para exfuncionarios involucrados en procesos penales por ese motivo.

Podría hacerse alusión a leyes de gran trascendencia aprobadas en estos meses, como la que transforma de manera estructural el sector de las TIC, la que traza la ruta para la prohibición del asbesto o la que hace lo propio con el plástico de un solo uso en San Andrés y Providencia. También, a las que se quedaron en el camino, como la reforma de la justicia o la muy polémica del etiquetado de la llamada comida chatarra.

El Legislativo tenía la oportunidad perfecta de enviar un mensaje contundente frente a un tema muy sensible.

Sería igualmente pertinente destacar que se ha instalado una nueva dinámica en la relación del Legislativo con el Ejecutivo, sin que medie la tristemente recordada ‘mermelada’. Así mismo, habría que aplaudir cómo el nuevo estatuto de la oposición le ha permitido a esta actuar de modo más cohesionado, lo cual es saludable para cualquier democracia. Incluso podrían dedicársele algunas líneas al hecho de que la polarización en torno al proceso de paz con las Farc, en lugar de menguar, como sería deseable, se agudizó por dos episodios: la discusión alrededor de las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la JEP y la posesión de Jesús Santrich como representante a la Cámara.

Y lo que corresponde hoy es preguntarse qué pasa por la cabeza de los congresistas que, por acción u omisión, tuvieron responsabilidad directa en el sainete tras el cual fue imposible llevar a feliz término la conciliación entre los textos aprobados por Senado y Cámara, razón para que el proyecto de marras haya terminado hundiéndose.
El Legislativo tuvo la oportunidad perfecta para enviar un mensaje contundente en un momento crítico. Una alineación de astros en la que una corporación que de tiempo atrás arrastra una imagen negativa de más del 70 por ciento entre los colombianos –en buena medida por los continuos escándalos de corrupción protagonizados por algunos de sus integrantes– tuvo la opción de sentar un precedente respecto a la corrupción, uno de los principales problemas del país. Problema que llevó el año pasado a más de 11 millones de colombianos a las urnas para expresar su rechazo. Y en el asunto particular de la casa por cárcel, se trataba de un mensaje aún más poderoso: frente a este flagelo no pueden seguir vigentes viejos privilegios del pasado, ni tampoco presuntas y, en todo caso, cuestionables solidaridades de gremio.

Pero no fue así. La manera como se desarrollaron los hechos el miércoles pasado emitió un mensaje en sentido opuesto. Los colombianos entendieron lo ocurrido como una actitud soberbia que muestra un Congreso de espaldas al sentir popular, justo cuando arrecia el asedio desde múltiples orillas contra el Estado de derecho. Por suerte, el presidente Duque anunció ayer que radicará en la próxima legislatura un proyecto “donde les podamos decir a los corruptos que les vamos a quitar los beneficios de casa por cárcel” y, en general, encaminado a la lucha anticorrupción. Es una esperanza.

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.