Curas casados

Curas casados

Si bien suena a paso cauto, puede tomarse también como el principio de una pequeña revolución.

Por: EDITORIAL 
19 de junio 2019 , 07:31 p.m.

El lunes pasado, el papa Francisco volvió a sorprender al mundo en su propósito de convertir la Iglesia –de acuerdo con el origen de la palabra– en la asamblea para todos que ha prometido ser desde el principio, en una verdadera reunión de los hombres y las mujeres que estén buscando un verdadero refugio. Según se ha dicho desde el Vaticano, la idea, que se discutirá en el sínodo de octubre sobre los asuntos de la Amazonia, es permitir la ordenación de hombres casados en las zonas del planeta en donde el catolicismo no ha conseguido tener representantes.

La Iglesia católica ha aclarado rápidamente que, aun cuando no se trate de un dogma, la idea no es, ni será, abolir el celibato. Y sin embargo puede tomarse la propuesta como un nuevo reconocimiento de otra realidad evidente a la que solo le hacía falta ser pronunciada en voz alta para que dejara de ser, por fin, un absurdo secreto a voces: aunque poco se hablara del tema, lo cierto es que existe hoy –y desde hace varios años ya– una Federación Internacional de Curas Católicos Casados (FICCC) que cuenta con 90.000 miembros de una treintena de países.

Y, en tiempos en los que es clara la disminución de sacerdotes en el mundo, en esta década en que la Iglesia ha reconocido una crisis en las vocaciones de la Amazonia, parece una buena jugada aquello de ordenar a algunas personas viejas “preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable”. Si bien suena a paso cauto, a medida realista para lugares aislados que han estado alejándose de la fe católica, puede tomarse también como el principio de una pequeña revolución.

El documento de ocho capítulos que ha publicado el Vaticano en su página web se refiere también a “un ministerio oficial que puede ser conferido a la mujer”. No explica bien qué quiere decir esto. Pero sin duda es otra puerta que le abre la Santa Sede al mundo del siglo XXI.

Sal de la rutina

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.