Crímenes contra los ex-Farc

Crímenes contra los ex-Farc

Reforzar los protocolos de seguridad y la atención de alertas tempranas es clave para protegerlos.

Por: Editorial
25 de junio 2020 , 09:25 p.m.

Con más de 200 nombres, y en aumento, la lista de desmovilizados de las Farc que han sido asesinados desde la firma de la paz en 2016 representa para el Estado y el país un apremiante desafío: no solo de hacer efectiva justicia frente a esos crímenes sino, sobre todo, proteger la vida y la integridad de los que apostaron por el fin de la guerra.

No es tarea sencilla. Con dolorosas lecciones del pasado a cuestas –el genocidio de la UP en los 80 y más de 3.000 ex-Auc asesinados, tras el desmonte de los grupos paramilitares en la década pasada–, la institucionalidad colombiana acordó con la antigua guerrilla y la comunidad internacional unos mecanismos tendientes a garantizar la seguridad de los que dejaron las armas.

Dos centenares de asesinatos demuestran que no ha sido suficiente. De hecho, los jefes del partido Farc pretenden llevar ante instancias internacionales lo que consideran un incumplimiento de los acuerdos. Esto, a pesar de que nadie puede afirmar que el Estado ha sido indiferente ante la grave situación o que estamos frente a una estrategia sistemática de eliminación que cuenta con complicidades oficiales.

Lo que no obsta para ajustar las clavijas necesarias para proteger efectivamente a los desmovilizados. Aunque la Fiscalía tiene cifras que demuestran una mayor efectividad en el esclarecimiento de estos asesinatos que frente a los casos que golpean al común de los colombianos, no se está llegando a los cerebros de los crímenes. Por supuesto, pasa igual en el doloroso expediente de los líderes sociales. Pero mientras no se toque a los autores intelectuales, no podrá decirse que se está haciendo justicia real frente a la muerte de los desmovilizados. Reforzar los protocolos de seguridad y la atención de alertas tempranas es también clave.

Es estratégico que Colombia rodee a los que se la jugaron por la paz para que no queden dudas de que tomaron la decisión correcta al no escuchar los cantos de sirena de los que aún hoy los siguen llamando para volver al crimen y la violencia.

EDITORIAL

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.