Córneas que no llegan

Córneas que no llegan

La indiferencia ha llevado a la escasez de estos tejidos mientras más de 2.000 personas los esperan.

Por: EDITORIAL
28 de julio 2018 , 09:02 a.m.

Según los datos del Instituto Nacional de Salud (INS), más de 2.000 personas se encuentran en una lista de espera para un trasplante de córnea. No es una mera estadística. Detrás de cada una de ellas hay un drama que en ocasiones raya con la desesperanza.

Basta ver, por ejemplo, que en este grupo hay casi un centenar de menores de 18 años –también algunos recién nacidos– que, de no acceder oportunamente a dicho tratamiento, sufrirían daños irreversibles en la visión que los marcarían de por vida.
Aunque mal se haría al desconocer los esfuerzos que el país realiza permanentemente para promover y estimular la donación de órganos y tejidos, las tasas que miden esta práctica aún tienen un amplio potencial de crecimiento, dadas las normas que la soportan.

De hecho, el panorama cambiaría si fuera efectiva la notificación activa de los donantes, que los médicos deben hacer en los hospitales. Notificación que, valga decir, debe hacerse ante el Centro Regulador de Trasplantes, operado por el INS, pero que es muy escasa en la práctica. En otras palabras, no se toman los órganos ni los tejidos de los cadáveres en los que ello es posible.

Y esto no es una presunción exagerada, porque al revisar el número de muertes proporcionado por el Dane se encuentra que, por ejemplo, el año pasado se registraron 224.187 decesos, de los cuales 195.274 (87 por ciento) obedecieron a causas naturales; sin embargo, en el mismo periodo, los bancos de córneas solo reportaron 1.290 trasplantes, con lo que se infiere que es sensiblemente bajo el retiro de estos tejidos vitales para aquellos que esperan con paciencia.

Solo resta conminar a médicos tratantes, hospitales, familiares y comunidad en general a tomar en serio este compromiso.

Y esto es muy lamentable. Así las cosas, la mayoría de las córneas obtenidas en el país provienen de casos de Medicina Legal. El asunto es de tal indiferencia que si el año pasado se hubieran rescatado en los hospitales al menos el uno por ciento de las córneas que estuvieron disponibles, se habría cubierto en su totalidad la lista de espera y, además, se contaría con una útil reserva de estas.

Fácil sería señalar a los médicos tratantes de tal descuido, pero resulta más importante insistir en la necesidad de consolidar una cultura humana y colectiva de la donación y entender que solo se cuenta con 6 horas para mantener la utilidad de órganos y tejidos, por lo que la llamada al Centro Regulador de Trasplantes, encargado del proceso, debe hacerse en el mismo instante en que ocurre el fallecimiento, incluso antes de notificarlo a los familiares.

Todo en virtud de que aquí no hay nada lúgubre, sino la puesta en escena del mayor acto de solidaridad, cual es el de la donación de un órgano, que se traduce en donación de vida, al amparo de una audaz ley (la 1805 del 2016) que convirtió a todos los colombianos en donantes si no se ha dejado voluntariamente una manifestación contraria.

Solo resta conminar a médicos tratantes, hospitales, familiares y comunidad en general a tomar en serio estos preceptos, no solo bajo la premisa de que permitir su viabilidad atenúa el sufrimiento de muchas personas que dependen de estos actos humanos para poder ver, sino también porque nadie está exento de requerir en cualquier momento un órgano o un tejido, pero que ojalá llegue sin el sufrimiento que agrega una espera.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.