Contra la deforestación

Contra la deforestación

Tiene sentido pedir una investigación seria contra los criminales que están acabando con la Amazonía

Por: EDITORIAL
14 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

El miércoles pasado, el búnker de la Fiscalía General de la Nación amaneció cercado por ramas secas, por árboles talados y por vallas en las que podía leerse la frase urgente ‘Investiguen los crímenes contra la Amazonia’. Y si bien la instalación, orquestada por el movimiento cívico-ambientalista Avaaz, era un gesto extremo, resulta innegable –en medio de los embates del cambio climático– que ha llegado el momento de atender las voces que insisten en que si los Estados de la Tierra siguen dejando para después la lucha por el bienestar del planeta, entonces no valdrá la pena ninguna de las cruzadas que se emprenden y darán lo mismo las discusiones políticas en las que el mundo está trenzado.

Tiene sentido pedir una investigación seria contra los criminales que sin piedad han estado deforestando uno de los pulmones del planeta: la Amazonia colombiana. Tiene lógica presentar denuncia penal contra los taladores voraces en la oficina de derechos humanos de la Fiscalía, porque el año pasado se perdieron 220.000 hectáreas de bosque natural del país. El Estado –como recordaron los dirigentes de Avaaz– firmó con convicción el compromiso de París, y sus instituciones deben ponerse al servicio de ese acuerdo, que ya no da espera. Y hay que hacerles caer en la cuenta a los colombianos de que estamos a punto de cruzar la línea irreversible que los ambientalistas han estado anunciando desde hace mucho tiempo.

Si los Estados de la Tierra siguen dejando para después la lucha por el bienestar del planeta, entonces no valdrá la pena ninguna de las cruzadas que se emprenden.

Se trata de una acción criminal que debe enfrentarse con la ley y la indignación de una ciudadanía de padres dispuestos a dejarles a sus hijos el aire y el paisaje que, a su vez, ellos recibieron. Está sucediendo día a día en el municipio de San Vicente del Caguán. Y tiene que ser enfrentada de forma contundente, con la claridad y la entereza con las que debe actuarse ante cualquier crimen contra la nación, contra la ciudadanía, contra un país que aún puede sentirse afortunado por los paisajes, los climas y los monumentales accidentes geográficos que le tocaron en suerte.

editorial@eltiempo.com

Amazonas Avaaz

En 2017, Colombia perdió cerca de 220.000 hectáreas de bosque natural (un 23 % más que en 2016). El 65 % de la deforestación se concentró en la Amazonia.

Foto:

César David Martínez

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.