Secciones
Síguenos en:
Cinco siglos de Da Vinci

Cinco siglos de Da Vinci

El hombre que estudió el cuerpo del hombre e imaginó máquinas voladoras antes que ningún otro. 

Se están cumpliendo quinientos años de la muerte del inventor florentino Leonardo da Vinci. Y el mundo entero ha aprovechado la ocasión para celebrar su figura porque su vida sigue siendo una parábola que reivindica lo humano. Las celebraciones del quinto centenario arrancaron con el extraño descubrimiento de un mechón de pelo del maestro, que, según han dicho los científicos encargados, será analizado para emprender la búsqueda de sus descendientes y para continuar el retrato de su genio. Pero, por supuesto, se llevará a cabo una exposición de sus ideas más revolucionarias en Florencia.

Da Vinci ha pasado a la historia –y ha hecho parte de sus culturas– como una cumbre, pero también como un investigador de la vida en la Tierra. Es el pintor de la Mona Lisa, de La última cena, del Hombre de Vitruvio. Pero también el hombre que estudió el cuerpo del hombre e imaginó máquinas voladoras antes que ningún otro: el arquitecto, el científico, el poeta, el filósofo, el ingeniero. Podría llamársele un ícono del Renacimiento, pues encarna los valores de aquella era, pero su vocación de asumir lo humano como su oficio diario, su talento desplegado en tantas disciplinas y tantas curiosidades –se consigue un libro de sus recetas de cocina, por ejemplo– siguen siendo relevantes para estos tiempos plagados de especialistas.

Es un buen momento, pues, quizás el mejor, para recrear su infancia en las familias de su padre y de su madre, su juventud de observador de la naturaleza, su formación universal en el taller de Verrocchio, su trabajo artístico extraordinario bajo el mecenazgo del duque de Milán, su labor de ingeniero militar para proteger la ciudad de Venecia, su relación con los Borgia y los Médici, su muerte en presencia de un rey –se dice– en mayo de 1519. La interpretación de su obra irá cambiando, pero su historia de 67 años será siempre una prueba de que es en la reivindicación del hombre en donde se halla lo divino.

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.