Secciones
Síguenos en:
Causa para la unión

Causa para la unión

La defensa de los derechos de la comunidad raizal del archipiélago, propósito que nos define como nación.

El diferendo limítrofe con Nicaragua volverá al primer plano en una semana. El motivo son las audiencias convocadas por la Corte Internacional de La Haya en el marco de la demanda presentada por el país centroamericano contra Colombia por supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe, además de la contrademanda presentada por nuestro país. Las audiencias se iniciarán el próximo lunes 20 de septiembre y se prolongarán hasta el primero de octubre, en una modalidad híbrida: virtual y presencial.

De cara a lo que serán la discusión y el cubrimiento de esta fase del litigio, es muy importante tener claro que ahora lo que está en juego son derechos antes que límites, que no se trata de una oportunidad, dicho coloquialmente, de ‘recuperar’ lo perdido hace ya casi una década y que, en el mismo orden de ideas, tampoco estamos ante el riesgo de un nuevo pronunciamiento desfavorable para el país en materia limítrofe. Un supuesto incumplimiento de Colombia de lo determinado por esta instancia, que hacía parte de la demanda, quedó sin piso en un fallo de excepciones preliminares de la Corte.

Con todo, sería necio negar que el recordado fallo del 2012 está en el trasfondo, pero hay que ser enfáticos y claros en que lo que está en juego ahora son aspectos fundamentales como los derechos que tiene la comunidad raizal, de cuya mano han trabajado los abogados de la defensa de los intereses de Colombia.

Y es que la decisión del Tribunal les cambió la vida, para mal, a los pescadores de las islas. Desde 2012, sus labores cotidianas se han visto seriamente afectadas debido al acoso constante de las autoridades nicaragüenses, que, entre otros, les restringen el acceso a zonas donde por muchas generaciones han llevado a cabo sus faenas. Los raizales ostentan unos derechos que han tenido siempre y nunca han dejado de ejercer.

Los exmandatarios, cada uno a su manera, han sabido aportar en este objetivo patriótico y están llamados a dar ejemplo

También están sobre la mesa otros dos aspectos igualmente importantes. Por un lado, la necesidad y obligación que tiene la Armada de luchar contra el narcotráfico en estas áreas marítimas, por donde es bien sabido que transitan embarcaciones que transportan, sobre todo, cocaína entre costas colombianas y centroamericanas. Aquí Managua sostiene, sin pruebas, que la presencia y las maniobras de la Armada en esta zona son igualmente violatorias de sus derechos. Esta presencia busca, a su vez, y he aquí el segundo aspecto, la protección de la reserva de biosfera Seaflower de la pesca predatoria.

Dicho lo anterior, el llamado no puede ser otro que a la unidad nacional. Es fundamental mantener filas cerradas alrededor de una causa que nos define como Estado y nación, y ejemplo de dicho afán de concordia tienen que ser los exmandatarios que por su condición conforman la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores. Cada uno ha hecho en su momento, con sentido patriótico, lo que ha considerado más conveniente para la nación, y precisamente por eso deben seguir dando ejemplo, porque sus roces de hoy tienen que ver con sus diferencias personales en otros temas. La posición internacional del país ante La Haya ha sido siempre un propósito común, y no hay motivo para que deje de serlo. Colombia tiene una sólida argumentación, y queda confiar en que así lo entienda la Corte.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.