Secciones
Síguenos en:
Bogotá, un año después

Bogotá, un año después

La capital ha liderado todos los números de la pandemia y ha errado y acertado en algunas cosas.

Bogotá ha sido la ciudad más golpeada por la pandemia del coronavirus. Por tamaño, densidad, alto número de migrantes y por ser la principal generadora de empleos y receptora del mayor número de empresas y microempresas del país, la crisis sanitaria se ensañó con ella: 15.342 muertos, 766.000 contagios, 703.000 recuperados, miles de empresas liquidadas y perdida de un millón de puestos de trabajo es el duro balance del último año.

Lo peor es que la emergencia no cede. Las medidas adoptadas anoche por la administración –suspensión del retorno gradual a colegios, jardines y universidades; mantener cuarentena en el actual esquema, ley seca permanente, prohibición de marchas y plantones, entre otras– lo confirman. Son drásticas para amplios sectores, pero necesarias. Vivimos un pico letal y no son fáciles los días que nos esperan. Acatarlas es ayudar a que la curva de contagios sea menos severa.

Pero por difícil que luzca el panorama hay que decir que Bogotá ha mostrado capacidad de resiliencia y políticas de gobierno que, aunque no gusten, han contribuido a afrontar la situación. Que han faltado cosas, sin duda. Que se ha errado en otras, como haber bajado la guardia a fin de año o haber entrado en polémicas innecesarias con el Gobierno Nacional o no haber aprovechado las cuarentenas del primer semestre de 2020 para fortalecer el sistema hospitalario –crítico desde antes del virus– a sabiendas de que más picos eran inevitables o no haber cumplido la meta de 4.000 camas UCI ha hecho difíciles las cosas.

Hay que seguir confiando en las autoridades. Por torrenciales que sean los tiempos, no alcanzaremos la calma si no es con el esfuerzo de todos

Pero el carácter demostrado por la alcaldesa Claudia López no puede menospreciarse, así a muchos les parezca arrogante por momentos. No ha sido sencillo para ningún gobierno regional ni local lidiar con la actual coyuntura. Nadie estaba preparado para ella. Y si bien a algunos el relajamiento de las medidas o haber cantado victoria antes de tiempo hoy les pasa una dura cuenta, debe reconocerse que en términos generales, dada la situación de incertidumbre, se ha cumplido en la medida de las capacidades de cada quien.

Volviendo a Bogotá, la Alcaldía ha debido emplearse a fondo en el último año para sacar lo mejor de sus colaboradores en el diseño de una política de atención que no dudamos en calificar de osada: en 2020 más de 830.000 personas recibieron una renta básica de la administración y el Gobierno Nacional; las camas UCI aumentaron de 935 en abril del 2020 a 2.530 en la actualidad; se pasó de 100 a 6.000 pruebas diarias de covid (falta un mejor monitoreo de población más expuesta, como conductores, taxistas, vigilantes, mensajeros e informales); este año 580.000 hogares afectados por las cuarentenas sectorizadas han recibido transferencias superiores a 55.000 millones de pesos y hay más de 16.000 millones adicionales para 140.000 familias.

Ahora se ha entrado en una etapa más crítica. Bogotá endurece medidas y es posible que la insatisfacción ciudadana crezca. Pero insistimos en que, con excepciones, el gobierno de la ciudad ha estado a la altura en este trance y el grueso de sus habitantes, también. Hay que seguir confiando en las autoridades y en nuestro propio comportamiento; por turbulentos que sean los tiempos, no será posible alcanzar la calma si no es con el esfuerzo de todos.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.