Bajémosle a la velocidad

Bajémosle a la velocidad

Más vale desacelerar que después lamentar, como hoy lamentamos la pérdida de cinco vidas.

Por: EDITORIAL
07 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Si lo que faltaba eran argumentos para llamar la atención sobre la incidencia de la velocidad en los siniestros de tránsito que suceden en las calles de nuestras ciudades, el ocurrido esta semana en la autopista Norte de Bogotá, que costó la vida de tres jóvenes, no puede ser más elocuente. Para las autoridades, la hipótesis más cercana es, precisamente, el exceso de velocidad con que se desplazaba el vehículo accidentado por uno de los corredores viales más peligrosos de la capital.

Pocas horas antes, otro conductor había embestido a una pareja que circulaba en motocicleta en el municipio de Chía, cerca de la capital, y quienes también perdieron la vida mientras el responsable huyó, sin que la policía, a la fecha, dé razón de su paradero.

Decíamos que, lastimosamente, la tozudez de los hechos es la que a veces obliga a reflexionar sobre la responsabilidad que nos asiste a todos los actores de la vía a la hora de utilizar el espacio público. Para los expertos, no cabe duda de que buena parte de los siniestros en calles y avenidas están asociados a la velocidad. En Bogotá, según el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, cada dos días se registran tres muertos por esta causa. Simplemente aterrador. El 21 por ciento de los conductores reconocen que exceden los límites, a sabiendas de que circular a más de 50 kilómetros por hora es suficiente para quitarle la vida a un peatón, por ejemplo.

Toda medida que se adopte, toda campaña que se realice, todo esfuerzo encaminado a hacer que la gente conduzca a velocidades apropiadas, esto es, que permitan reaccionar a tiempo, deben ser bienvenidos, y hay que apoyarlos sin reparo. Como las cámaras o reductores. Estos, en últimas, garantizan que no suceda una tragedia.

Y, por supuesto: tiene que haber un cambio de actitud de los conductores, que deben entender que en ciudades con tantos usuarios del espacio vial, más vale desacelerar que después lamentar, como hoy lamentamos la pérdida de estas cinco vidas.

editorial@eltiempo.com

Accidente en la autopista Norte con calle 150

Tres de cuatro ocupantes del carro accidentado murieron. El conductor debe responder por el accidente.

Foto:

Leonardo Ballesteros / Noctámbulo Citytv

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.