Aprovechar los residuos

Aprovechar los residuos

El país debe pensar en solucionar de raíz el problema de las basuras.

Por: Editorial
15 de octubre 2018 , 11:13 p.m.

Son, sin lugar a dudas, preocupantes las noticias divulgadas en los últimos días sobre la situación de los rellenos sanitarios del país.

Poco antes de conocerse la multa de 2.172 millones de pesos al operador de Doña Juana –a donde van las basuras de Bogotá–, por culpa del incumplimiento de sus obligaciones en asuntos tan sensibles para el medioambiente, como el manejo de los lixiviados y de los taludes, entre otros, un informe de la Contraloría ya había mostrado un panorama nada alentador a nivel nacional de lo que ocurre con nuestros desechos, que llegan a cifras impresionantes. Anualmente, Colombia produce 11,3 millones de toneladas de basura, de las cuales solo se aprovecha el 1,8 por ciento.

Por supuesto que todas las ciudades deben encontrar la manera de garantizar que en el corto plazo no haya emergencias sanitarias en los lugares donde van a parar sus residuos. Este llamado se hace particularmente perentorio en el mencionado caso de la capital del país –que, además, tiene el reto, junto con el Ministerio de Ambiente y la Anla, de definir pronto qué pasará en 2022 cuando Doña Juana llegue al tope de su capacidad– y en los de Bucaramanga, Buenaventura, Barrancabermeja, San Andrés, Cúcuta, Santa Marta, Cartagena. También es preocupante lo hallado por el ente de control en el departamento de Córdoba, en su relleno de La Celda.

Pero hay que mirar más allá. La difícil situación es motivo más que justificado para revisar la actual política de gestión de residuos, formulada hace una década. Es urgente trazar una hoja de ruta que atienda nuevas realidades sociales y ambientales con objetivos más ambiciosos. Para ser claros: el país está obligado a avanzar en la senda del reciclaje, trazándose metas razonables para, en un futuro no muy lejano, pasar la página de estos rellenos como único destino de la basura.

El país está obligado a avanzar en la senda del reciclaje para pasar la página de estos rellenos como único destino de la basura

La tarea es compleja, pero factible, y comienza por la necesidad de que cada colombiano sea consciente de los residuos que produce. Hasta el 70 por ciento de estos pueden tener una disposición diferente a la de ser sepultado bajo tierra. Para ello, la separación en la fuente es esencial. En cada hogar debe hacerse, como ya se viene ejecutando en algunas ciudades.

Esto incluye cambios en la cotidianidad tendientes a disminuir la cantidad de desperdicios que recoge el camión (no sobra decir, en los casos en que hay recolección). Luego viene la necesidad de que, poco a poco, los sectores productivos asuman responsabilidad por el destino final de ciertos materiales que utilizan para sus manufacturas, que son de muy lenta degradación y bien pueden ser reutilizados siguiendo los cánones, cada vez más en boga, de la economía circular. Todo esto en un contexto en el que las políticas estatales y locales sienten reglas de juego claras, estímulos efectivos, metas razonables, sin excluir a quienes hoy desempeñan este oficio.

Siempre es bueno, a riesgo de sonar repetitivos, recordar que en otras partes del mundo, crisis es sinónimo de oportunidad. En materia ambiental, esta suele ser una constante. Es hora de que el país aproveche esta compleja situación para solucionar de raíz el problema de las basuras.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

Sal de la rutina

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.