Alertas serias

Alertas serias

Hay que valorar la forma en que el Invima manejó las alarmas generadas por el medicamento valsartán.

20 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Hace unos días, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) alertó a la comunidad que el valsartán –un medicamento para controlar la tensión arterial– era fabricado por más de una decena de laboratorios a partir de materias primas contaminadas con una sustancia potencialmente cancerosa y recomendó a quienes lo consumen consultar con el médico para cambiar la prescripción.

Aunque para el Invima esta medida es un deber, en su misión de proteger a la comunidad, lo cierto es que la forma didáctica, equilibrada y orientadora como se emitió impidió que el alarmismo en la gente y el sensacionalismo de los medios hicieran su aparición como acostumbran en estos casos; algo que hay que valorar en toda su extensión.

Esto, en razón a que ya es hora de valorar el papel protagónico que para la tranquilidad general cumple una agencia regulatoria enmarcada en la legitimidad y el respeto colectivos, haberes hasta hace poco lejanos, pero que la actual administración del Invima ha conseguido sin aspavientos.

A punta de rigor, seriedad y buen juicio, el proceso puesto en marcha por un equipo directivo de técnicos ha permitido consolidar una entidad moderna, al nivel de las más encopetadas del mundo. Algo nada fácil si se tiene en cuenta que para esto es necesario monitorear diariamente la información de seguridad de agencias sanitarias de referencia internacional, vigilar los productos ya comercializados, coordinar las redes de apoyo de vigilancia de la región para identificar alertas tempranas y, por si fuera poco, respaldar con un registro sanitario la seguridad de todos los elementos de consumo.

De hecho, en el mercado existen 247.920 registros sanitarios de productos comercializados –15.264 de ellos medicamentos– bajo la lupa vigilante del Invima, sin contar el freno que el instituto le impone a lo ilegal.

Evidencias que amparan el imperativo de blindar entidades de este corte de influencias políticas indebidas.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.