Adiós, Santiago García

Adiós, Santiago García

Su gran legado se encuentra, sin duda, en sus puestas en escena apoyadas en el trabajo colectivo.

Por: Editorial
24 de marzo 2020 , 07:29 p.m.

Suele usarse la palabra ‘maestro’ para bien y para mal, y para nada, pero para referirse al dramaturgo Santiago García Pinzón, que murió anteayer en Bogotá, a los 91 años, siempre fue y será la palabra precisa. En la obra de García Pinzón, que articuló y recreó las luchas por el reconocimiento de tantos colombianos desde el mítico Teatro La Candelaria, comienza un modo de contar, un modo de poner en evidencia lo que no suele verse a simple vista. García, que empezó su odisea con la fundación del Teatro El Búho, estudió con maestros franceses, italianos, japoneses, alemanes, checos, estadounidenses, antes de convertirse –en los combativos años 60– en uno de los grandes líderes de la transformación de la dramaturgia y la interpretación nacional.

El maestro Santiago García, con Patricia Ariza y Carlos José Reyes, entre otros, hizo parte de la avanzada que en 1966 se inventó La Candelaria y puso en escena obras estremecedoras e imborrables, como 'Guadalupe, años sin cuenta', 'Diez días que estremecieron al mundo', 'Diálogo del rebusque'. Durante un par de décadas fue común verlo en las películas más serias de nuestro cine: su figura está en producciones ya clásicas de la talla de 'Milagro en Roma', 'Tiempo de morir', 'Cóndores no entierran todos los días', 'Carne de tu carne' y 'El río de las tumbas'. Hizo poesía. Pintó.

Pero su gran legado se encuentra, sin duda, en sus puestas en escena, muy apoyadas en el trabajo colectivo, sobre los principales dramas colombianos. Recibió varios reconocimientos en el mundo entero; por ello, para no ir muy lejos, para no hacer un recuento de reconocimientos que serán lo de menos ahora que su nombre se vuelve parte fundamental de nuestra historia, en el 2012 fue nombrado Embajador Mundial del Teatro por la Unesco. Montó su versión de 'El Quijote'. Montó decenas de obras propias y ajenas con una convicción que creó escuela.

Y es y será su espíritu combativo, desenvuelto y agudo, el que seguirá volviéndonos espectadores con vocación de críticos.

EDITORIAL

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.