Adiós a un grande

Adiós a un grande

Gabriel Ochoa Uribe, formador de talentos, estratega vanguardista, entrenador integral. Un genio.

Por: Editorial
10 de agosto 2020 , 12:16 a. m.

El fútbol colombiano ha perdido a uno de sus grandes referentes. Gabriel Ochoa Uribe, fallecido en Cali el sábado, a los 90 años, fue trece veces campeón del torneo local como técnico (siete con América, cinco con Millonarios y una con Santa Fe), cuatro como jugador (las cuatro con el equipo azul) y alcanzó tres veces, con los diablos rojos, el subcampeonato de la Copa Libertadores de América.

En la cancha fue de los pocos colombianos que formaron parte de la nómina del recordado Millonarios de la época de El Dorado. Era el suplente del también legendario Julio Cozzi, cancerbero argentino. Partió después para Río de Janeiro y fue el primer colombiano en jugar en Brasil, defendiendo el arco del América de Minas Gerais. Al tiempo, terminó sus estudios de medicina y se especializó en ortopedia y traumatología.

Luego, como técnico, hizo una suerte de doctorado en rachas ganadoras. Primero con Millonarios, luego con el América de Cali. A los rojos los dirigió en la seguidilla de vueltas olímpicas entre 1982 y 1986. Antes, ya le había dado al onceno de Cali su primer título, el de 1979. En esa misma década alternó como técnico del poderoso América y de la Selección Colombia, que falló en su intento de clasificar al Mundial de México 1986. No haber dirigido en el máximo evento del deporte ni haber podido levantar el trofeo de la Copa Libertadores fueron sus dos grandes frustraciones, sobre todo la segunda. Todo un país lloró el gol en el último minuto de Diego Aguirre, que en 1988 le impidió al América hacer historia como primer equipo colombiano ganador del torneo surcontinental.

Formador de talentos, estratega vanguardista, entrenador integral, el genial Willington Ortiz –a quien Ochoa le dio la oportunidad de debutar como profesional en 1972– incluso lo calificó, con pleno conocimiento de causa, de “genio”. Es posible. En cualquier caso, un verdadero grande que sentó las bases para que nuestro fútbol fuera también grande.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.