Acelerar el paso

Acelerar el paso

Es clave la lupa del Tribunal Superior de Bogotá para fortalecer la defensa de la Amazonia.

Por: EDITORIAL 
16 de octubre 2019 , 07:52 p.m.

La protección de la Amazonia colombiana sigue todavía sin avanzar al ritmo que la crisis ambiental lo amerita. Es ingenuo esperar cambios inmediatos en la gobernanza de una región tan compleja y vasta en cuestión de meses, pero sí se necesita acelerar la intervención estatal allí, donde a un paso arrasador se está perdiendo el mayor patrimonio ambiental del país.

Como lo informó este diario ayer, desde esta semana hasta mediados de noviembre pasarán por el Tribunal Superior de Bogotá 94 entidades del Estado para detallar sus acciones en el cumplimiento de la histórica sentencia de la Corte Suprema de Justicia, que hace 18 meses le otorgó derechos a esta región biodiversa y le exigió al Estado frenar los motores de su degradación.

La situación en la Amazonia es, de lejos, el problema ambiental más crítico del país. Allí se concentra el 75 por ciento de la deforestación nacional –de la cual se han conocido nuevos reportes preocupantes en los últimos días–, y municipios como Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán, en Caquetá, están viendo desaparecer el verde de su paisaje en cuestión de semanas. La extracción de minerales y la contaminación por mercurio también son flagelos en la región, de la que dependen servicios tan fundamentales como la provisión de agua y la regulación del clima.

La situación de esta vasta región es el problema ambiental más crítico del país. Es inaplazable instaurar acciones estructurales

Las audiencias convocadas por el tribunal son un escenario ideal para entender lo que ha venido pasando en los últimos meses. Desde cada cartera ministerial se han adelantado acciones, pero el talón de Aquiles es la poca articulación institucional y la falta de una visión de desarrollo regional que englobe los esfuerzos particulares.

Ese fue justo el espíritu de la sentencia del 2018: que existan cohesión y coherencia en la manera como se interviene este territorio. El Ministerio de Ambiente tiene la tarea de construir un plan de acción que, aunque ha tenido un primer borrador, continúa en construcción hasta final de año y se discutirá con las comunidades en el 2020.

Desde luego, no es fácil construir en tan corto tiempo un plan que logre integrar un territorio donde confluyen más de 50 municipios y diferentes autoridades. Sin embargo, se conocen bien las causas de la pérdida de bosque en la Amazonia, y lo que resulta urgente es instar a acciones más ambiciosas para los problemas estructurales: el acaparamiento ilegal de tierras, la falta de alternativas económicas para las familias campesinas, la debilidad institucional de las corporaciones autónomas regionales, la falta de participación de las comunidades indígenas y la ausencia de voluntad política local para apostarle a la conservación.

Parte de estas acciones ya se están haciendo realidad con iniciativas como GEF Corazón de la Amazonía y Visión Amazonía, que han contado con el respaldo de la cooperación internacional, teniendo en cuenta cuán crucial es el bosque amazónico para combatir el cambio climático. Precisamente, para que estos proyectos se sigan fortaleciendo y otros se empiecen a materializar es clave la lupa del tribunal. Esta es una tarea inaplazable. Así que la sentencia no se puede quedar en el papel.

editorial@eltiempo.com

Empodera tu conocimiento

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.