Secciones
Síguenos en:
De las reformas y el desarrollo

De las reformas y el desarrollo

La reformas son necesarias. Pero tienen que impulsar el desarrollo económico y social del país

16 de julio 2021 , 09:06 p. m.

La profunda crisis por la cual atraviesan la sociedad y la economía colombianas nos ha puesto a muchos a recomendar una agenda de reformas y una secuencia para ponerlas en práctica. Porque no se sale de una crisis sin efectuar cambios estructurales que generen, a su vez, modificaciones en el rumbo de la economía y en el comportamiento social.

Las reformas son necesarias, pero no son suficientes. No hay duda de que el funcionamiento del mercado laboral no conduce a la expansión del empleo; de que el sistema pensional es tremendamente regresivo, generoso y costoso. De que la pobreza se multiplicó, la desigualdad se acentuó en los últimos 18 meses y el Estado no cuenta con los recursos para satisfacer las demandas sociales contempladas en la Constitución. Sin embargo, el enfoque exclusivo en las reformas y olvidarse de construir una visión de la Colombia hacia la cual queremos transitar –de lo que hace cincuenta años llamábamos el desarrollo– impide avanzar a un estadio mayor de prosperidad y bienestar.

Así que los planteamientos de los candidatos en la campaña electoral que comienza tienen que girar alrededor de esa visión y de su ensamble con la agenda de reformas. La realidad es que la economía colombiana se rezagó en los últimos treinta años frente a la de los países asiáticos y algunos de Europa oriental con los cuales nos comparábamos hace cuarenta años. Que a nuestro ritmo de crecimiento se requieran cerca de 500 años para alcanzar el ingreso per cápita de Estados Unidos es una desgracia. Lo mismo que las 11 generaciones que le toma a una familia pobre integrarse a la clase media.

La discusión actual, promovida por el candidato de la izquierda, de que los problemas se resuelven destruyendo el patrimonio de los 4.000 colombianos ricos es absurda y contraria al sentir de los colombianos, en todas las regiones del país, que quieren trabajar, mejorar su nivel de ingresos y elevar su bienestar. Y eso no puede lograrse sino invirtiendo en nueva capacidad productiva y aumentando el tamaño de la economía. Las reformas –la laboral, la pensional y la tributaria– lo que hacen es facilitar ese proceso. Por eso son necesarias. Pero tienen que apuntar a un fin más amplio, más trascendente, que no es otro que impulsar el desarrollo económico y social del país.

* * * *

La idea de que Colombia tiene por delante oportunidades para desarrollarse sigue siendo válida, como lo era en el pasado. Las exigencias son mayores, es cierto, aunque los desafíos son superables.

El potencial de la agricultura, la agroindustria y la producción de carne para un mundo que cada día va a demandar más y mejores alimentos es enorme. Tenemos agua, energía y biodiversidad; nos faltan vías terciarias, distritos de riego, ríos navegables, tecnología y logística. Hay empresarios dedicados a sembrar productos para la exportación como el aguacate Hass o el cacao, para poner dos ejemplos. O a producir carne de exportación, como Gabriel Jaramillo Sanín en el Vichada. Se puede, pero se necesita un Estado que ayude y no estorbe.

Y ¿por qué el pesimismo alrededor de la industria manufacturera? Hay que ampliar el mercado interno combatiendo la pobreza y, además, el mundo exterior sigue allá afuera, no ha desaparecido. Las formas de la globalización pueden cambiar, pero todos los días aparecen nuevas alternativas para insertar los productos en el exterior. Claro que sin empresarios y sin una economía competitiva y abierta, esas oportunidades no se podrán aprovechar.

En fin, ¿no será posible pensar más allá de la crisis actual? Es cierto que la pandemia y su manejo destruyeron capital humano y físico. Pero ¿no habrá motivos para pensar, con un optimismo sano, en el futuro?

CARLOS CABALLERO ARGÁEZ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.