¿Símbolos patrios, Presidente?

¿Símbolos patrios, Presidente?

Lo que han puesto a circular Luis Emilio Arboleda y sus secuaces es el permiso para la intolerancia.

01 de julio 2019 , 04:38 p.m.

En Medellín, en el Pueblito Paisa, el video que seguro usted vio, Presidente, muestra una bandera de la comunidad LGBTI (quizás usted también las ha visto, en sus giras recientes). El hombre del carriel y el sombrero que usted tan bien conoce entra en escena. Con esa recursividad que se predica de los hombres de su tierra, corta la bandera. “Tráigannos la de Antioquia... Si el alcalde de Medellín, la Asamblea Departamental y el Concejo no hacen respetar nuestros símbolos patrios, aquí habemos (sic) antioqueños que nos hacemos respetar” es su amenaza.

El video muestra que sí: que hay varios hombres (unos visibles, otros menos) que se insuflan adrenalina mientras escalan los insultos, en la competencia del ‘más macho’. Un hombre de negro, que acompaña al del carriel (¿es su ayudante?), cobra protagonismo mientras tiran la bandera a la basura. Y cuando parece que ya ha sido suficiente de amenazas, un nuevo impulso parece apoderarse del hombre del carriel y comienza a romper la bandera con una furia que da pánico. Como si se tratara de un contagio emocional, el ‘ayudante’ lo secunda: ambos la hacen trizas y piden respeto por los antioqueños. Se oye que alguien dice “ya, ya”, pero la ira es imparable y queda claro que cualquier cosa puede pasar. Cualquiera de las cosas que están pasando, Presidente.

Esos ciudadanos, al parecer comunes y silvestres, que gritan insultos y amenazas a plena luz del día, frente a otros ciudadanos que circulan en medio de ese decorado típico por la ‘defensa’ de supuestos símbolos patrios y valores regionales, sin que una autoridad como la suya y la de las instituciones que preside y las de su partido se pronuncien, van naturalizando la intolerancia y situando las violencias –no solo las de género– como actos heroicos y dignos de aplauso. Y nos convierten a todos en cómplices, por acción, omisión o, simplemente, por pavor.

Lo que han puesto a circular Luis Emilio Arboleda y sus secuaces (¿o sus copartidarios?) por las redes sociales, con el apoyo aterrador de una galería de ciudadanos, es ese permiso para la intolerancia que ya está diagnosticado como la semilla del maltrato, desde el acoso escolar hasta la mal llamada ‘limpieza social’, y que tiene relación con los asesinatos de personas consideradas ‘diferentes’, en la acepción que muchos suelen dar a quienes no piensan como ellos. Por eso, usted tiene una oportunidad para decirle al país –para decirles a sus hijos y a todos los que viven en Colombia, en este tiempo tan incierto y doloroso– cuál es su postura, como antioqueño, y como Presidente de Colombia, frente a la estigmatización de la comunidad LGBTI y estas amenazas que afectan a colectividades y líderes sociales.

Ahí tiene la opción de deslindarse de esos engranajes que siguen matando este país, y de proponer una profunda reflexión sobre lo que significan, en el plano simbólico, pero también en el de la cruda realidad, las estigmatizaciones amparadas en símbolos patrios, en militancias de partidos y en supuestos valores tradicionales. Se trata de un tema crucial para su administración: para sus ministras de Educación y de Cultura, para su comisionado de Paz, para la llamada Misión de Sabios, para todos los que vimos con horror este video, para sus gobernados y para su agenda de gobierno. ¿Cómo promover condiciones educativas que favorezcan la empatía, la resolución de conflictos, la diversidad y la equidad, sin un pronunciamiento institucional sobre los mecanismos visibles e invisibles que están detrás de este video?

Usted tiene la opción de contestar o de mirar para otro lado. Y cualquiera de las dos posturas es una respuesta, Presidente.

YOLANDA REYES

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.