Periodismo puntocom

Periodismo puntocom

Es inevitable preguntarse hacia dónde va el periodismo en Colombia.

15 de noviembre 2020 , 09:51 p. m.

Asociar el ocio del domingo con un arrume de prensa que aguarda debajo de la puerta. Alcanzar a ver los titulares y elegir cuál leer primero: si este diario o el otro, o la revista. Forcejear con la gente de la casa, a ver cuál ‘se pide’ cada uno y ratificar, con ese pulso doméstico, las discusiones que seguramente hubo antes del cierre de edición para elegir los titulares, las fotos y las noticias que propondrían una lectura de país.

¿Lector, lectura? Peor aún, lector de prensa: una especie en vías de extinción, como la escena que describo –que ya había dejado de existir– y que se relaciona con otros campos semánticos como director, editor, reportero, unidad investigativa, columnista y prensa escrita a los que el editorial de la revista Semana de esta semana da la estocada final.

Con el título mayúsculo de ‘SEMANA: UNA NUEVA ERA’ a doble página, la edición impresa pretende conjurar la debacle suscitada por la renuncia de su fundador, sus directores, sus columnistas, su caricaturista y algunos periodistas, esgrimiendo lugares comunes anclados en esa oposición entre “modernización, avances tecnológicos, efecto disruptivo en los medios de comunicación”, etcétera, y el oficio periodístico, que parece asociado con fracaso o con élites, y que, según la revista, no le interesa al “colombiano de a pie”, una especie a la que adula y desprecia a la vez.

Por supuesto, nadie es tan ingenuo de desligar hoy el periodismo de las cifras que lo hacen sostenible ni de los desafíos de la virtualidad. El problema es atribuir a las redes sociales el supuesto fracaso de la prensa escrita y compensarlo nivelando por lo bajo, como si modernización significara avalancha de contenidos sin filtro y sin ese proceso de elaboración inherente a la escritura, en el que, independientemente del soporte, participa un equipo de personas en el que se sustenta la credibilidad de un medio.

Esa sensación de que hay un equipo de personas al que se le reconoce su valor para mediar entre la información y yo, y al que por eso se le destinan tiempo y presupuesto para investigar, contrastar fuentes, hacer reportería y buscar información que yo no podría encontrar es lo que pago como lectora, en soportes de papel o digitales: ese no es el problema. El problema es que si lo que me ofrece un medio es tener “un flujo de información” como el que invade mi teléfono, prefiero las redes sociales, con su avalancha de fake news que, al menos, son gratis.

El modelo del periodismo escrito que hoy agoniza en el país –no solo en Semana– proponía una identidad en movimiento en un conjunto de voces que aprendíamos a reconocer y con las que podíamos estar –o no– de acuerdo, pero que ilustraban, en su conjunto, una variedad de conversaciones y debates para hacerle contrapeso al poder desde distintos lugares del pensamiento o, incluso, para hacerles contrapeso a nuestras ideas. Ahora, con esas voces de periodistas y columnistas atomizadas y exiliadas en distintos portales de cuenta propia, es inevitable preguntarse hacia dónde va el periodismo en Colombia. Si la televisión ya estaba en decadencia y la prensa escrita se asocia con ese modelo de productividad imparable de las redes, quedamos a merced de la radio para crear ‘audiencias’ informadas.

Esa oralidad sin escritura que ha vuelto a ser noticia con la diáspora de Semana va dejando a la democracia sin aire. “Nuestra lealtad será únicamente con los lectores y nuestra patria”, leo, resaltado en rojo y negro, en el editorial de Semana, y me es inevitable pensar en el subtexto detrás del uso de ciertas palabras como ‘patria’. Si las palabras reflejan el pensamiento, cualquier lector puede inferir a quiénes sirve la supuesta neutralidad de esta “nueva era”.

YOLANDA REYES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.