Secciones
Síguenos en:
No más flores de un día

No más flores de un día

El 8 de marzo se conmemora –no se celebra– el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

08 de marzo 2021 , 12:35 a. m.

En vez de mandar rosas o mensajitos con imágenes de mujeres “abnegadas, sacrificadas, maternales”, y esos adjetivos que convierten las injusticias de género en “virtudes femeninas”, cabe recordar que el 8 de marzo se conmemora –no se celebra, pues aún hay poco para celebrar– el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El atributo de “trabajadora” fue borrado luego, pero no se puede borrar de la memoria la huelga den unas mujeres que luchaban por condiciones laborales justas a comienzos del siglo pasado en Nueva York ni las protestas desoídas de tantos movimientos de mujeres que antes y después, ¡y todavía!, preguntan por la equidad de derechos y oportunidades, y por el reparto justo en las tareas de cuidar el mundo.

Más de un siglo después, las respuestas a la pregunta sobre equidad de género siguen moviéndose entre el silencio, la inacción, la burla y la condescendencia. Según ONU Mujeres, las trabajadoras ganan 11 por ciento menos que los trabajadores, ocupan solo la cuarta parte de los parlamentos y son jefas de Estado únicamente en 22 países. “Al ritmo del progreso actual, la igualdad de género entre jefes y jefas de Estado tardará otros 130 años”, señaló recientemente la ONU, y aunque ninguna estará aquí en 2151 para comprobarlo, el pronóstico suena optimista. A menos que nos hagamos cargo de un problema cultural, económico, político y educativo al que no le hemos puesto la atención que requiere, es probable que el mundo (y, sobre todo, este lugar del mundo) siga estando en manos mayoritariamente masculinas.

La información disponible sobre los efectos de la pandemia en las condiciones de vida de las colombianas muestra un grave retroceso, y las cifras del desempleo femenino son apenas la punta del iceberg de una catástrofe que amenaza con convertir la brecha de género en zanja insalvable. Más allá de los números, es imperativo reflexionar sobre las causas de la pérdida de oportunidades laborales por parte de las mujeres y sobre su relación con la educación y el cuidado de las personas que por razones de edad o de salud lo requieren. Además de reflejar la desigualdad educativa que afecta a gran parte de las colombianas, el cierre de los jardines y las escuelas ha tenido graves repercusiones: muchas mujeres han debido renunciar a sus trabajos –o descuidarlos o colapsar de agotamiento– para asumir la educación de los hijos o el cuidado de los enfermos, y el hecho de que estas razones sean consideradas un efecto “natural” de la pandemia es la evidencia de una cultura que concibe el trabajo familiar y doméstico como responsabilidad de las mujeres (¡con esporádicos gestos de ‘ayuda’ masculina!).

Si bien falta por consolidar las cifras de la deserción escolar después de un año de cierre de jardines y colegios, es posible predecir, teniendo en cuenta lo que sabemos sobre la deserción habitual en nuestro sistema educativo y sobre los estereotipos de género relacionados con el valor social de la educación, que las niñas aportarán las mayores cifras. Al igual que sus madres y sus abuelas, tendrán que abandonar la escuela para asumir tareas del hogar y el cuidado de sus hermanitos –y espero equivocarme, pero ya empezamos a ver las cifras de embarazo adolescente– para cuidar sus propios hijos, precisamente en el tiempo crucial para el aprendizaje.

Para celebrar el Día de la Mujer –del campo y la ciudad– tenemos que hacer cambios inmediatos. Algunos son políticos y requieren la intervención urgente del Estado para abrir las escuelas y recuperar, una por una, a nuestras niñas. Pero hay otros cambios culturales que comienzan por reconocer, en cada hogar, la injusticia enorme en la repartición de las cargas que asumen (asumimos) las mujeres.

YOLANDA REYES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.