Secciones
Síguenos en:
‘¿Es un pecado hablar de política?’

‘¿Es un pecado hablar de política?’

¿Acaso es un pecado buscar un escaño para proponer proyectos de ley afines a una colectividad?

14 de junio 2021 , 01:09 a. m.

“Mal haríamos en hablar por los jóvenes de primera línea porque hoy nosotros no somos los voceros… ellos son los voceros de ellos mismos… Esto es de largo aliento, esto es para llegar con miras a 2022… para derrotar al Centro Democrático”, dijo Nelson Alarcón, ejecutivo de Fecode, en un video que fue utilizado para comprobar que el sindicato y los representantes del paro nacional tenían intenciones políticas. ¿En serio necesitaban una prueba para “descubrir” que las movilizaciones, las protestas y el activismo social son expresiones políticas?

En la entrevista que le hicieron en la emisora La W, con fondo musical de interrogatorio, una de las periodistas incriminó al dirigente de Fecode por no ser considerado un representante de los jóvenes, y también por haber confundido, según su opinión, la lucha social con la política. “¿Acaso es pecado hablar de política?”, reaccionó Alarcón, y aludió a su papel como ciudadano en un Estado social de derecho, pero la entrevistadora lo conminó, con esa banda sonora que parecía puesta para obligar a confesar lo inconfesable, a precisar si él iba a ser candidato al Senado en las elecciones. Como si lo político fuera una desviación inaceptable para un sindicato que se organiza, justamente con propósitos colectivos, el autodenominado “país político” (que se extiende a los también autodenominados “mentideros políticos”) se declaró sorprendido. ¿Será verdad semejante grado de inocencia?

¿Después de todo lo que ha ocurrido, alguien sigue pensando que solo Néstor Humberto Martínez o César Gaviria y sus comensales pueden hablar de las elecciones de 2022 en sus reservados para caballeros o en sus entrevistas sobre medidas? Si es un secreto a voces que el drama social de la inequidad que salió a la calle, y también la represión –como respuesta del Gobierno–, reflejan la exclusión económica y política de tantos años, y acentuada en estos años, y si hasta los copartidarios del Centro Democrático creen que el Presidente es imposible de defender, ¿por qué fingir sorpresa frente al hecho de que alguien exprese la intención de derrotar a ese partido?

Lo que se ha dicho de formas tan diversas, con una polifonía a la que es un contrasentido pedir uniformidad, es que todos, pero especialmente los que no han sido escuchados, tienen un interés vital en la política y en los mecanismos de participación democrática establecidos para definir una propuesta cambiante de país que afecta sus proyectos de vida presentes y futuros. Esa conciencia sobre un sistema de derechos –del que han sido excluidos muchos colombianos–, para participar en las formas de organización de lo público, es decir, para hacer política, es la que se ha manifestado, no solo con el derecho a expresar el descontento frente a decisiones de gobierno, sino con la aspiración al ejercicio del poder. ¿Acaso es un pecado buscar un escaño en el parlamento para proponer proyectos de ley afines a una colectividad?

Más allá de la adhesión a ciertas ideas, la política es una forma de comportamiento que debate proyectos cambiantes de nación en los que están implícitas esas ideas, pero también las formas de organización que las traducen y gestionan, con mayor o menor grado de éxito. Algunos proyectos son más próximos a nuestras convicciones y otros, más distantes, pero todos tienen derecho a competir, y el ideal es hacerlo a través de los mecanismos consagrados en la Constitución para el ejercicio de lo público.

Si de algo puede servir tanto dolor por el que hemos transitado es para entender la política como ese espacio que es de todos, y ratificar eso que ya sabemos: que lo personal es político, y lo político también es personal.

YOLANDA REYES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.