close
close
Secciones
Síguenos en:
El compromiso de liderar escuchando, innovando y conversando

El compromiso de liderar escuchando, innovando y conversando

Un líder es capaz de estar en sintonía con las necesidades y potencial de su equipo y de él mismo.

10 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

Es clave que como líderes nos preguntemos: ¿qué tan enfocados estamos en generar el ambiente adecuado que fomente el compromiso y la felicidad de nuestro equipo?

(También le puede interesar: Cultura, compromiso y transformación)

La introducción del libro Nueve mentiras sobre el trabajo (Marcus Buckingham y Ashley Goodall) tiene una frase potente de Mark Twain que resuena con la pregunta sobre la gestión de un líder y su impacto sobre el compromiso y felicidad de sus empleados: "Lo que nos mete en problemas no es lo que no sabemos, sino aquello que sabemos y estamos seguros, pero que simplemente no es así".

El enfoque de liderazgo que genere un impacto positivo en la cultura y en el ser de las personas que allí trabajan debe tener, como primera medida, una apertura al aprendizaje, la cual se logra con la consciencia y el reconocimiento de no saberlo todo alrededor de su equipo y su organización. La disposición a la escucha activa enriquece profundamente las habilidades de un líder y, con ello, las estrategias que su organización pueda diseñar y ejecutar en torno al ambiente laboral.

Juliana Velásquez, fundadora y directora de Globalista S. A. S. y miembro de Women In Connection,

Foto:

Juliana Velásqiez

La escucha debería ser en 3 vías: 1. Hacia el equipo de liderazgo de la organización: ¿por qué se crea la organización? ¿Cómo la perciben sus fundadores y/o otros directivos y colegas? ¿Cuál es la razón de ser de la organización? ¿Cuáles son las historias de éxito y fracaso y cuáles fueron las decisiones que en esos momentos se tomaron? Y, en general, todas aquellas preguntas que sean relevantes para entender, a profundidad y con sentido, el comúnmente llamado ‘propósito’ de las organizaciones. 2. Hacia los empleados: ¿por qué quisieron trabajar allí? ¿Por qué se irían? ¿Cómo se ven en el futuro si lo contemplan dentro la organización? ¿Qué edad tienen? ¿Qué les gusta? ¿Qué los motiva como personas y profesionales? ¿A quién siguen? ¿Cuáles son las organizaciones que para ellos son aspiracionales? ¿Cuál sería el día a día en el trabajo en un mundo ideal? ¿Cuál es un sueño profesional y personal que creen inalcanzable? ¿Cuáles son sus limitaciones, sus miedos y sus capacidades y cómo las ven en el día a día? Es increíble la potencia y utilidad de la información que un líder que escucha obtiene de los empleados. 3. Hacia el ecosistema, incluyendo clientes, proveedores y aliados, con el propósito de conocer la percepción que tienen de la organización quienes interactúan con las personas que hacen parte de la misma.

La información producto de la escucha es valiosa, en la medida en que se utiliza para diseñar unas herramientas que cumplan con el propósito superior de generar un bienestar y, por lo tanto, un mejor desempeño de una organización. ¿El mejor aliado? La innovación. No hay que utilizar una probada metodología o seguir procesos idénticos a otras organizaciones. Se pueden mezclar buenas prácticas y diseñar nuevas, pues en el proceso de generar un ambiente de trabajo prodigioso, la innovación es bienvenida, y la flexibilidad y apertura al cambio, necesarias.

Producto de los dos anteriores elementos, escucha e innovación, saldrá el insumo para que los líderes de las organizaciones enfoquen de manera asertiva sus esfuerzos por generar un ambiente de trabajo que fomente no solo el compromiso y la felicidad de sus empleados, sino también el desarrollo de los mismos, entendiendo que las individualidades bien articuladas generan desarrollo conjunto. Sin embargo, estos dos elementos de nada sirven sin una constante conversación, sostenida en el tiempo, fluida y no impuesta ni acartonada, con todo el ecosistema.

Y recordar siempre: un líder no es perfecto, un líder no es el mejor, un líder no impone conocimiento ni juzga capacidades y retos en sus colaboradores. Un líder no es un solo tipo de líder. Un líder es aquel que es capaz de estar en sintonía con las necesidades y el potencial de su equipo y de él mismo, que escucha y que innova alrededor de la escucha, y, sobre todo, que conversa. O, como diría mi hija Florencia de 6 años, "un líder es el que me quita el miedo y me recuerda lo que puedo hacer y me anima a hacer lo que creo que no puedo hacer".

JULIANA VELÁSQUEZ
Fundadora y directora de Globalista SAS, y miembro de Women In Connection.

(Lea todas las columnas de Women In Connection en EL TIEMPO, aquí)

Más de Women in Connection

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.