Secciones
Síguenos en:
Liderazgo para la equidad de género: el actuar de los hombres

Liderazgo para la equidad de género: el actuar de los hombres

Es fundamental que todos hagamos parte de la discusión y de la búsqueda de soluciones. 

22 de septiembre 2021 , 08:00 p. m.

La prevalencia de la brecha de género en el sector empresarial, especialmente en posiciones de liderazgo, no tiene discusión a la luz de las estadísticas. De acuerdo con el ‘Global Leadership Team Gender Diversity Report 2020’, la participación de las mujeres en la gerencia general de las empresas listadas en los principales mercados en el mundo es del 10 por ciento y la participación en juntas directivas es superior o igual al 30 por ciento solo en 10 países. Además, la participación en equipos de alta gerencia es tan solo del 17 por ciento. Según la OIT, menos del 5 por ciento de las empresas más importantes en el mundo son dirigidas por una mujer.

Ante esta realidad, cada vez encontramos un mayor consenso en la necesidad de acciones por parte de las empresas para alcanzar una representación más equitativa de las mujeres, que son la mitad de la población mundial, pero no han tenido igual acceso a las posiciones de liderazgo.

Quizás una de las principales barreras que han impedido mayores avances en esta problemática está en considerar a los hombres victimarios y a las mujeres víctimas. La inequidad de género es un fenómeno cultural que como sociedad hemos creado y alentado durante siglos, y que perjudica a hombres y mujeres por igual.

En este sentido, los estereotipos y sesgos inconscientes no solo afectan a la mujer. El hombre, generalmente percibido como proveedor, se frustra cuando quiere dedicarse a las labores de cuidado y no puede hacerlo. Incluso puede sacrificar espacios para ejercer una paternidad responsable y consciente por cumplir con lo que la sociedad demanda. Lo anterior, claramente, afecta emocionalmente a todos los integrantes del hogar.

Estos ejemplos señalan la necesidad de una transformación cultural de la cual el sector privado debe hacer parte y en la que los llamados a actuar son los líderes de las organizaciones. Volviendo a las estadísticas, el 90 por ciento de las empresas están dirigidas por un hombre como ejecutivo principal. Aquí, los hombres juegan un papel relevante, abriendo espacios, generando reflexiones y alentando la implementación de acciones que nos lleven a un equilibrio en las labores que pueden compartir hombres y mujeres.

Alexánder Guzmán, Codirector del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del Cesa*

Foto:

Alexánder Guzmán

Por lo tanto, el liderazgo masculino para la equidad de género resulta fundamental. El predominio de los hombres en las posiciones de liderazgo en el entorno corporativo les otorga un lugar especial para fungir como actores de cambio, buscando una sociedad más equitativa para las mujeres y los hombres. Es fundamental que todos hagamos parte de la discusión alrededor de este desafío y de la búsqueda de soluciones para enfrentar esta problemática en la sociedad.

La academia, especialmente las escuelas de negocios, tiene la responsabilidad de discutir sobre las causas y consecuencias de la falta de diversidad de género en el desempeño de las organizaciones y la motivación de los empleados, además de debatir sobre las posibles soluciones que pueden implementarse.

Por ejemplo, desde la estrategia, el talento humano representa un pilar que requiere un desarrollo adecuado para soportar el posicionamiento de las empresas y su diferenciación de la competencia. Desde el gobierno corporativo, el talento humano representa un grupo de interés legítimo, cuyas expectativas deben ser internalizadas por las organizaciones. Así, el desarrollo de hombres y mujeres con un balance de vida y trabajo adecuado resulta fundamental en el contexto organizacional.

Es necesario entender que enfrentamos una problemática en la que el hombre no necesariamente es el victimario, pero en la que con seguridad se ve afectado de múltiples maneras. Una problemática para la cual todos debemos buscar soluciones, y en la que el privilegio de dirigir la mayoría de organizaciones le otorga al hombre la posibilidad de acelerar el cambio requerido.

ALEXÁNDER GUZMÁN Aliado de Women in Connection y codirector del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del Cesa*

(Lea todas las columnas de Women in Connection en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.