Un llamado a la ‘guardia petroriana’

Un llamado a la ‘guardia petroriana’

Con ese discurso y ese estilo que se gasta, es difícil que Petro llegue a la presidencia.

Por: Vladdo
16 de abril 2019 , 07:00 p.m.

El recurso del retrovisor no es patrimonio exclusivo de Iván Duque ni de Enrique Peñalosa. Casi un año después de las elecciones de 2018, Gustavo Petro, en vez de reconocer sus falencias, sigue pasándole a Sergio Fajardo la factura de su derrota.

Como sé que muchos lectores jamás se asoman a Twitter, quiero compartir aquí una serie de trinos que publiqué el lunes pasado, que resumen de manera escueta lo que opino al respecto. Aquí van:

Increíble que la ‘guardia petroriana’ insista en que Sergio Fajardo tiene la culpa de que Gustavo Petro haya perdido las elecciones del año pasado. Para empezar, aclaro que en la primera vuelta yo no voté por Fajardo, ni por Petro ni por Duque. Mi candidato era Humberto de la Calle. En la segunda vuelta voté en blanco, y aprovecho para recordarles de nuevo que las cifras demuestran que ni siquiera sumando los votos blancos a Petro le habría alcanzado para derrotar a Duque.

Fajardo ha demostrado que en política se puede ganar sin necesidad de patear o escupir a los adversarios.

Ahora, el mejor escenario para las extremas representadas por Duque y Petro era que ellos dos pasaran a segunda vuelta, tal y como sucedió. Y, conscientes de eso, en sus respectivas campañas se dedicaron a inflar el “peligro” que su rival representaba. Y, como en el arte de sembrar miedo el Centro Democrático –y el uribismo en general– es más efectivo, pues llevan mucho tiempo haciéndolo (recuerden el referendo por la paz), ellos lograron imponer a Duque como salvador.

Adicionalmente, hay que decir que, como representante de los sectores de centro, Petro es un pésimo candidato; no solo por su pasado guerrillero, sino por sus arengas. El líder de la Colombia Humana es un político polarizador que maneja un discurso de resentimiento y de división.

Hablar hoy de burguesías y proletariado es contraproducente, así en el fondo algunas de sus propuestas tengan cierta lógica. Además, la obsesión del exalcalde de clasificar a sus detractores como integrantes de “mafias” de distinta índole no contribuye en lo más mínimo a adelantar un debate sano.

Si a todo esto se suman la arrogancia de Petro y su poca capacidad de autocrítica –en lo cual se asemeja mucho a Peñalosa–, el panorama no es muy alentador para un candidato. De modo que es fácil deducir que una candidatura liderada por él no genera mucho entusiasmo entre personas ajenas a sus filas.

Como se sabe, yo apoyé a Petro como candidato a la alcaldía, pero terminé muy distanciado de él debido a su discurso polarizador. (De hecho, cuando ganó me ofreció que le manejara las comunicaciones del Distrito, oferta que no acepté.)

Por todo lo anterior es de suponer que ni siquiera con el apoyo de Fajardo, Petro le habría ganado a Duque. Y por eso me parece una necedad que los petristas sigan insistiendo, casi un año después, en achacarle(s) a otro(s) la culpa de la derrota de Petro, un personaje con tan graves defectos como político.

No dudo de la integridad de Petro, pero con ese discurso y ese estilo que se gasta, no creo que llegue nunca a la presidencia. Es más: pienso que si él fuera hoy el presidente, no tendríamos los mismos problemas que tenemos con Duque, pero tendríamos otros iguales o peores.

Recuerden todos los líos que tuvo armando gabinete en la Alcaldía de Bogotá; su administración se caracterizó por una inestabilidad y una improvisadera permanentes. ¿Se imaginan cómo hubiera sido de presidente de la república? Prefiero no pensar en eso.

Y, sí, ya sé que muchos me van a acusar de tibio o de vendido o de uribista o de ignorante. Allá ellos... [FIN]

A estos trinos –algo editados, por cuestión de estilo– solo me falta agregar que ya es hora de que Petro y sus seguidores le den vuelta a la página y se dediquen a hacer propuestas sin ofensas ni rencores; pues, como lo ha demostrado Fajardo, en política se puede ganar sin necesidad de patear o escupir a los adversarios.

puntoyaparte@vladdo.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.