Un alcalde sobrevendido

Un alcalde sobrevendido

Peñalosa no admite ningún error, pues la humildad no es su rasgo más característico.

Por: Vladdo
22 de octubre 2019 , 07:00 p.m.

Debo confesar que la adjudicación de la primera línea del metro de Bogotá me causó un fuerte bajonazo; rebosó la copa de mi paciencia con un alcalde megalómano, arbitrario y testarudo, resuelto a desfigurar mi ciudad con un sistema de transporte del que hace unos años él mismo hablaba pestes.

Me indigna ver cómo, por puro capricho, el señor Enrique Peñalosa no solo resolvió engatusar a la capital del país con el embeleco de un metro elevado, sino que lo hizo por medio de un atropellado procedimiento, con una licitación extraña, no exenta de sombras y cuya adjudicación se anunció abruptamente, cinco días antes de la fecha prevista. Por eso, luego de las numerosas denuncias de las curiosidades que rodean ese contrato –el más importante en la historia de la infraestructura de la ciudad–, este proceso no me genera ni una pizca de tranquilidad.

Pero la del metro elevado no es la única pifia de Peñalosa. Hace unos años, antes de volver a la alcaldía, decía sin inmutarse: “La movilidad es un tema político, no es un tema técnico. Si nosotros les damos carriles exclusivos a los buses en todas las vías de la ciudad donde los buses se muevan, en un mes arreglamos el tema de la movilidad de cualquier ciudad”. Y al cabo de casi 46 meses de su segunda temporada en el palacio Liévano, el asunto no ha hecho sino agravarse. Peor aún: en esta administración, el paladín de TransMilenio no construyó ni un centímetro de vías para este sistema –que hoy en día está prácticamente colapsado–. Por otra parte, tampoco fue capaz de hacer nada por mejorar la autopista Norte, que sigue pareciendo una carretera terciaria, al igual que las demás vías de acceso a la capital.

Claudia López es una mujer estudiosa, camelladora y honesta, que se ha preparado muy bien para enfrentar el colosal desafío de transformar a Bogotá

Recordemos igualmente que en 2015, desesperado por buscar votos, Peñalosa logró la adhesión de Antanas Mockus –a quien tiempo atrás había insultado–, y aseguró que iba a recuperar la cultura ciudadana. ¡Y mentiras! En esta materia también se rajó. Y ni hablar de los venados que íbamos a ver en los cerros y senderos a orillas del río Bogotá, ni de la inseguridad que hoy azota la ciudad en sus cuatro puntos cardinales.

Y a estas metidas de pata tenemos que sumarles varias de su primera administración, empezando por las infaustas losas de TransMilenio o la pésima remodelación de la carrera 15, donde íbamos a tener amplias alamedas y lindos cafés, al estilo de los Campos Elíseos, y donde hoy lo que hay es una vía deteriorada, con andenes disparejos e intransitables, y en la cual negocios prósperos y tradicionales fueron reemplazados por establecimientos de medio pelo.

Por supuesto, Peñalosa no va a admitir ninguno de esos errores, pues la humildad no es el rasgo más característico de su personalidad. Incluso, él mismo ha plasmado cínicamente su estilacho en un fatal eslogan que lo retrata de cuerpo entero: ‘Impopulares pero eficientes’. ¡Habrase visto! Solo un personaje sobrevendido como él podía acuñar un lema tan soberbio e irrespetuoso; una forma de decirnos que le importa un carajo la opinión de los habitantes de la ciudad, donde, con razón, está ranqueado como uno de los peores mandatarios del país; situación que no ha podido revertir, pese a los miles de millones de pesos despilfarrados en publicidad.

Así las cosas, después de este somero balance y a cuatro días de elegir al sucesor de Peñalosa, me niego a votar por alguien que quiera seguir sus pasos o pretenda convertirse en su clon. Tampoco quiero que arruinen la carrera séptima, embutiéndole una troncal de TransMilenio, ni me parece conveniente que se intervenga la reserva Van der Hammen, con un propósito distinto de preservarla.

Por eso votaré por Claudia López, una mujer estudiosa, camelladora y honesta, que se ha preparado muy bien para enfrentar el colosal desafío de transformar esta ciudad.

puntoyaparte@vladdo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.