Redes sociales, sí; pero no así

Redes sociales, sí; pero no así

Es increíble ver como algunos usuarios se ‘desconfiguran’ cuando se caen sus redes sociales.

Por: Vladdo
03 de diciembre 2019 , 07:24 p.m.

Las olas artificiales de pánico y terrorismo psicológico difundidas por redes sociales en Cali y Bogotá el 21 y el 22 de noviembre deberían hacernos reflexionar sobre la cantidad de datos que consumimos a diario, indiscriminadamente. Teniendo en cuenta que estamos condenados a seguir amarrados a la tecnología, el reto es ver hasta qué punto podemos moderar su influencia en nuestras vidas, de modo que podamos aprovechar al máximo sus beneficios, mientras tratamos de minimizar sus efectos colaterales.

Según una encuesta realizada por la consultora Global Webindex sobre el uso de redes sociales –que en muchos casos consideramos indispensables para trabajar, estudiar o distraernos–, cada día los internautas nos conectamos en promedio 2 horas y 22 minutos, cifra que por supuesto es superior en los rangos de los más jóvenes y disminuye a medida que los encuestados son mayores. Entre los 16 y los 24 años de edad, el promedio es de tres horas; mientras que entre los 55 y los 64 años, la cifra desciende a 1 hora y 13 minutos.

Un dato curioso de esta encuesta es que mientras en los países de Europa (incluido Rusia) la gente les dedica menos tiempo a las redes, en los menos desarrollados estamos más tiempo pegados a las pantallas. Al otro lado del charco, el promedio diario es de 1 hora 53 minutos; en África, 3 horas 10 minutos, y en América del Sur, 3 horas 29 minutos.

Mientras en los países de Europa (incluido Rusia) la gente le dedica menos tiempo a la vida online, en los menos desarrollados estamos más tiempo pegados a las pantallas

A la luz de estas cifras, no es raro que tanta gente por aquí se desespere cuando esas redes se caen, como ha pasado ya con Facebook o WhatsApp. Es increíble ver cómo algunos usuarios terminan literalmente ‘desconfigurados’, como si fuera el fin del mundo. Es aterrador ver el nivel de adicción que generan esas plataformas. Y la cosa se agrava al conocer las historias que circulan sobre la manipulación de datos, la violación de la privacidad y la difusión de contenidos de oscura procedencia, diseminados sobre todo en Facebook, con el único propósito de obtener beneficios políticos o económicos, tal y como se vio en el escalofriante documental sobre Cambridge Analytica. No en vano, hoy se habla de los datos como el activo más valioso del mundo; por encima incluso del petróleo.

Por eso me llamó la atención un documento que acaba de aparecer y aporta interesantes pistas sobre la influencia de esta red social en la vida de las personas. El estudio fue realizado entre 2.743 usuarios durante cuatro semanas, justo antes de las elecciones intermedias de 2018 en Estados Unidos. Los autores –cuatro investigadores de las universidades de Nueva York y de Stanford– descubrieron, entre otras cosas, que desconectarse por un tiempo de Facebook le permitía a la gente, por una parte, ser un poco más feliz y, por la otra, al estar menos informados, les ayudó a disminuir la polarización política. Esto tiene cierta lógica en la medida en que uno está menos expuesto a los mensajes políticos de uno y otro lado que, gracias a la manipulación de los algoritmos, van dirigidos, precisamente, a exacerbar los ánimos, a emberracar a la gente.

Aunque en la investigación Facebook sale relativamente bien librada, otra de las conclusiones es que durante el tiempo que los encuestados disminuyeron la actividad en línea, les dedicaron más espacio a otras ocupaciones offline, como mirar televisión solos y socializar con familiares y amigos, lo cual, hoy por hoy, resulta gratificante.

Desde luego, no pretendo boicotear las redes sociales ni desconocer su utilidad; no tengo autoridad moral para hacerlo. Sin embargo, creo que vale la pena detenerse a verificar lo que nos llega por estos medios, antes de darlo por cierto y, sobre todo, antes de reenviarlo. En estos tiempos tan agitados, comer cuento puede ocasionar una intoxicación fatal.

puntoyaparte@vladdo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.