La astucia de Pastrana

La astucia de Pastrana

En poco más de nueve meses, el joven Duque logró lo que a Pastrana le tomó cuatro años conseguir.

Por: Vladdo
21 de mayo 2019 , 07:00 p.m.

Tengo que admitir que me equivoqué de punta a punta con mi apreciación sobre el apoyo que Andrés Pastrana le ha dado a Iván Duque como candidato y como gobernante. Fue un inocultable acierto que el expresidente hubiera creído desde el principio en su victoria y que hoy lo esté respaldando incondicionalmente.

Y es que, al contrario de lo que yo hubiera podido imaginar, el antiguo presentador de televisión ha movido cada ficha con un cálculo impecable, ha dado cada declaración de manera sorprendentemente acertada y ha estado en el lugar preciso en el momento más oportuno. Yo no sé si esa astucia renovada es propia o es un préstamo de su hermano Juan Carlos, de cuyo talento y capacidad intelectual nadie duda, pero lo cierto es que a la luz de lo que estamos viendo Andrés ha obrado como un zorro de la política. Mejor dicho, ha hecho un derroche de estrategia que ya hubieran querido emular los guionistas de Juego de Tronos.

Desde el inicio de la campaña, la impronta de Pastrana empezó a notarse en la fórmula vicepresidencial, donde impuso como su cuota a Marta Lucía Ramírez. Nadie puede negar que ese fue un sorprendente golpe de astucia, que solo alcanzamos a dimensionar cuando se consumó la victoria del joven pupilo de Álvaro Uribe y pudimos ver ese tándem triunfal; era un nuevo amanecer. Fue el jubiloso regreso de Andrés a la cumbre del poder; en cuerpo ajeno, pero por la puerta grande.

El expresidente ha hecho un derroche de estrategia que ya hubieran querido emular los guionistas de Juego de Tronos.

A partir de entonces, Duque solo le ha dado a Pastrana motivos de satisfacción. El gabinete que conformó, la política exterior, su liderazgo, las grandes reformas que ha emprendido, el rescate de Venezuela, el orden público, el crecimiento económico, las encuestas… Todo le está saliendo a pedir de boca. A Andrés, claro, quien hoy aplaude emocionado tras bambalinas. Y no es para menos. En poco más de nueve meses, el joven mandatario logró lo que a él le tomó cuatro años conseguir. Si Duque sigue así, Pastrana ya no será el peor presidente de la historia. Todo va según lo planeado.

* * *

Colofón.
Mañana debe arrancar el juicio a Diego Pardo Cuéllar, quien fue denunciado por su exesposa por supuesto abuso sexual contra su hija, que hoy tiene ocho años y a la que no ve desde mediados de 2015. Este caso está lleno de interrogantes que llaman la atención y que la justicia debe absolver. Para empezar, en marzo de 2015, la madre de la menor –basada en un concepto emitido por una psicóloga que entrevistó a la pequeña, a pesar de que no es especialista en psicología infantil ni en delitos sexuales– concluyó que Pardo abusaba de la niña. Sin embargo, en vez de denunciar semejante delito tan atroz, la señora solo puso la denuncia en agosto del mismo año. Así las cosas, uno se pregunta: ¿cómo permitió la señora que durante todo ese tiempo su exmarido siguiera en contacto con la menor, como si nada, si supuestamente era un violador? ¿Qué razón lleva a un juez a suspenderle al papá de la pequeña la patria potestad, sin conocerlo y ateniéndose únicamente al concepto de la psicóloga que dio origen a todo este pleito? ¿Cómo es posible que, basada en la documentación aportada por las partes, una fiscal solicitara la preclusión del caso, pero tres semanas después, con los mismos documentos y sin un solo elemento nuevo, la misma fiscal cambiara de parecer y solicitara imputación de cargos contra Pardo? ¿Por qué la madre de la niña se niega a hacerse una evaluación psiquiátrica, tal y como lo aconseja Medicina Legal? Desde luego, yo no puedo poner la mano en el fuego por Pardo –a quien solo he visto una vez en la vida– y si es hallado culpable, lo lógico es que responda; pero si los jueces no encuentran evidencias para condenarlo, sería de esperar que le pongan punto final a esta pesadilla de una vez por todas. Por el bien de la niña.

puntoyaparte@vladdo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.