Hablando de premios...

Hablando de premios...

Estamos ante una oportunidad de despertar el inmenso potencial creativo del país.

Por: Vladdo
20 de agosto 2019 , 07:00 p.m.

Al margen de mi opinión sobre la administración Duque, no entiendo el alboroto que se armó tras conocerse la noticia de que Colciencias había creado un premio al talento joven con el nombre de la primera dama, María Juliana Ruiz. No veo cuál es el problema.

En primer lugar, considero que una persona que durante más de seis meses ha tenido al país hablando de un vestido merece todo el reconocimiento del Estado y de la ciudadanía. ¿Cuánto hacía que no se comentaba con tanto interés la pinta de una personalidad de nuestro gobierno o nuestra diplomacia? Desde la época del impecable frac con el que Álvaro Uribe dejó boquiabiertos a los reyes de España en Madrid, no se veía un fenómeno similar. Ni siquiera Noemí Sanín logró llamar tanto la atención cuando presentó en 2008 sus credenciales como embajadora en el Reino Unido con su espectacular vestido color fucsia.

Solo aquellas mentes cuadriculadas pueden desconocer la euforia que desató María Juliana Ruiz en enero en su visita a la Casa Blanca con ese vestido azul aguamarina, que fue el centro de todas las miradas y del cual se sigue hablando en las casas, en los medios y en los eventos sociales. Pocas veces se había visto algo tan innovador en este país. Es más, creo que no se podría haber escogido un mejor nombre para un premio que exalta la creatividad de nuestros jóvenes, y me parece injusto que el Gobierno haya tenido que recular en tan original iniciativa debido al aluvión de críticas infundadas. De hecho, pienso que en esta administración hay muchas otras personas igual de motivadoras, en cuyo honor se deberían instituir más premios, para estimular el ingenio y el espíritu emprendedor de nuestra juventud.

En esta administración hay muchas personas inspiradoras, en cuyo honor se deberían instituir más premios, para estimular el ingenio y el espíritu emprendedor de nuestra juventud.

Por ejemplo, se debería crear la ‘Santa Cruz Binacional de Oratoria Marta Lucía Ramírez’, para reconocer a todos aquellos ciudadanos de Colombia y Venezuela que día a día se esfuerzan por decir las cosas de manera clara, concisa, oportuna y, sobre todo, equilibrada, para tender puentes de solidaridad entre los dos países. Por otra parte, deberíamos pensar en el ‘Gran Premio a la Concordia y el Entendimiento Ernesto Macías’, para enaltecer a tantos y tantos colombianos dedicados a forjar una sociedad menos polarizada y más tolerante, por medio del lenguaje incluyente y el pensamiento reflexivo.

Aquellos que buscan un país sin discriminación, más unido, sosegado, pluricultural, multiétnico y diverso deberían ser reconocidos con la ‘Orden Multirracial a la Integración Paloma Valencia’, con el cual se estimularían todas aquellas iniciativas tendientes a derribar los muros ideológicos que dividen a nuestra sociedad.

Por otra parte, los que se dedican a reivindicar el patrimonio histórico de la nación merecen tener un galardón especial, y nada mejor que honrarlos con la ‘Medalla al Honor Pretérito María Fernanda Cabal’, teniendo en cuenta que desde su llegada al Congreso de la República, en una época de tantas noticias falsas y especulaciones sin argumentos, la luz testimonial de esta congresista ha sido un faro de nuestra democracia.

A su vez, se debería establecer el ‘Premio Anual a la Credibilidad Guillermo Botero’, para rendir tributo a la coherencia, la sobriedad y la sensibilidad de las que hace gala este ministro, quien, además, se distingue por su calidez y bonhomía.

Por último, en el segundo centenario de nuestra independencia deberían lanzar la ‘Gran Naranja de Oro a la Emancipación Iván Duque Márquez’, trofeo con el cual se retribuye el esfuerzo de la gente que se hace a pulso y lucha a brazo partido por defender sus convicciones.

Estoy seguro de que estos premios serían un gran motor para despertar nuestro inmenso potencial creativo y acelerar el desarrollo de la nación. Duélale a quien le duela.

puntoyaparte@vladdo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.