El ‘coscorronauta’ en la oposición

El ‘coscorronauta’ en la oposición

Hoy por hoy es más fácil llegar a la presidencia desde la oposición que desde el gobierno.

Por: Vladdo
02 de abril 2019 , 07:00 p.m.

El contundente artículo del domingo de Germán Vargas Lleras en este periódico debió sorprender a muchos –empezando por algunos vecinos de página–, no solo por los dardos contra la administración Duque sino contra sus viejos aliados políticos. Me imagino a más de uno preguntándose cómo se atrevía el jefe de Cambio Radical a propinarles semejantes coscorrones a este gobierno, que tanto le ha coqueteado, y a los Char, en cuya casa hasta hace poco jugaba de local.

Aunque no es tarea fácil descifrar por completo las motivaciones que llevaron a este avezado dirigente a escribir la consabida diatriba, lo que sí está claro es que Vargas Lleras regresó al ruedo pisando duro y hablando fuerte, cosas que por lo demás no son raras en él, dados su temperamento y el lenguaje sin adornos que lo caracterizan. De hecho, no pocas veces esa forma de ser y de proceder lo ha hecho tropezar en el mundo de la política, en el que no solo importa lo que se dice, sino cómo se dice.

En la medida en que Duque siga tan insulso, errático y falto de liderazgo la imagen de opositor de Vargas Lleras puede fortalecerse.

Claro, aparte de estas consideraciones sobre el temperamento de Vargas Lleras y de su ‘estilacho’, es apenas obvio que la columna va mucho más allá de su contenido, pues quien la escribe es un viejo zorro que no da puntada sin dedal y mide muy bien cada movimiento. Algunos podrán aducir que, a juzgar por el magro resultado en la primera vuelta presidencial de 2018, su condición de ‘animal político’ quedó en entredicho. Sin embargo, como en la política de este país nadie se muere del todo, nada se puede descartar y no sería raro que estemos presenciando la primera movida de una estrategia a largo plazo.

Independientemente del distanciamiento que quedó en evidencia tanto con la administración Duque como con la gran ‘familia Olímpica’ –que incluye empresarios, congresistas, mandatarios locales, analistas radiales y columnistas–, Vargas Lleras tiene todavía muchas cartas por jugar.

Por una parte, con sus 16 senadores y 30 representantes a la Cámara, Cambio Radical va a ser decisivo en el desarrollo de la actual agenda legislativa, crucial para algunas iniciativas clave de Duque, como el trámite de las objeciones a la JEP y el Plan Nacional de Desarrollo. Recordemos que la aprobación de este en las comisiones económicas del Congreso –con el concurso de dos alfiles suyos, afines a la familia Char– fue el florero de Llorente que desencadenó la indignación de Vargas Lleras y lo llevó a escribir la polémica columna, con la cual, además, dio un manotazo sobre la mesa de su partido, para que no quedaran dudas de quién es el que manda. Así las cosas, es mejor que la Casa de Nariño no se haga muchas ilusiones con esa colectividad en las próximas sesiones.

Por otra parte, con las elecciones locales de octubre a la vuelta de la esquina, es de esperar que Cambio Radical esté enfilando baterías para superar las cifras de 2015, cuando obtuvo siete gobernaciones y las alcaldías de seis ciudades capitales, incluida la de Bogotá, detalle que los bogotanos no es que le agradezcamos del todo.

Hay quienes opinan que el riesgo de esta trifulca es que los Char terminen aliados con el uribismo, en detrimento de una posible candidatura vargasllerista a la presidencia. Sin embargo, en la medida en que Duque siga tan insulso, errático y falto de liderazgo, y sin muchos logros en materia legislativa, la imagen de opositor de Vargas Lleras –de cuyo carácter nadie duda– puede fortalecerse entre aquellos que añoran un presidente con autoridad y los pantalones bien amarrados.

Además, luego de su amarga experiencia del año pasado, Vargas Lleras debió aprender dolorosamente que es más fácil llegar a la presidencia desde la oposición que desde el gobierno, tal y como lo hizo Duque. Con la diferencia de que Vargas Lleras sí está preparado para el cargo.

puntoyaparte@vladdo.com

Sal de la rutina

Más de Vladdo

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.