¿Economía naranja o economía amarilla?

¿Economía naranja o economía amarilla?

Regularizar Uber no será fácil. Suscita preocupaciones el posible brote de una ‘fiebre amarilla’.

Por: Vladdo
14 de enero 2020 , 07:34 p.m.

Si hay un problema que la administración de Iván Duque sí le puede achacar al gobierno anterior es el de Uber, pues a mediados de 2015 Juan Manuel Santos le encomendó la misión de reglamentar esa y las demás plataformas digitales a su vicepresidente, Germán Vargas Lleras, quien supuestamente se caracterizaba por ser un ejecutor impecable y un administrador sin igual. Al fin y al cabo, lo respaldaba una publicitada trayectoria como ministro de Vivienda, cargo en el cual lideró la construcción y repartición de miles de casas gratuitas a lo largo y ancho del país.

Vargas Lleras era también el gestor de la construcción de miles de kilómetros de carreteras. Y, aunque estas obras estaban destinadas a “superar el rezago del país en materia de infraestructura”, era innegable que en el trasfondo se alcanzaban a dilucidar las intenciones de pavimentar su ruta a la Casa de Nariño, propósito que colapsó estrepitosamente en la primera vuelta en 2018.

Pero volvamos a Uber. Tras la orden “perentoria” que recibió de regular las plataformas digitales para el servicio de transporte público, Vargas Lleras nos hizo saber que quería contribuir a que la regulación se llevara a cabo “prontamente”. Es más, en una nota publicada en este mismo periódico, decía el VP: “No hay que dilatar ni aplazar más la expedición de estas normas (...) ojalá la podamos tener en los próximos días”. Como es bien sabido, al final Vargas Lleras se hizo el loco y la cosa se quedó así...

Al legalizar la operación de Uber, se podría supervisar la calidad de su servicio –que cada vez es más deficiente– y erradicar los abusos de esta plataforma con las tarifas dinámicas

No obstante, con la llegada del joven Iván Duque, rey de la economía naranja y adalid de los nuevos emprendimientos y la modernización, se suponía que por fin el Gobierno iba a ‘desfacer el entuerto’, para que los usuarios de Uber y demás plataformas no se sintieran como delincuentes cada vez que tomaban un servicio. ¿Y qué ha ocurrido? Que después de casi año y medio de gobierno, ni el consejero para la Innovación y la Transformación Digital, ni el viceministro de la Economía Naranja, ni la ministra TIC, ni la ministra de Transporte ni siquiera el Presidente han salido con nada y, solo ahora, cuando Uber avisa que se va de Colombia y que incluso podría demandar al Estado, han salido apresuradamente a anunciar que ahora sí van a tomar cartas en el asunto. Incluso, dos antiguos enemigos (Álvaro Uribe y Rodriguito Lara) se han aliado para darle una mano a Duque y sacar adelante un proyecto de ley para regular las plataformas.

Pero, ya entrados en gastos –y si Uribe y Lara quieren mejorar en serio las condiciones de los conductores de Uber y de taxis–, sería bueno que esa ley les hiciera las mismas exigencias a las plataformas de transporte y a los dueños de los amarillos en cuanto a horarios de trabajo, seguridad para los pasajeros y aportes pensionales, entre otras cosas. Además, al legalizar plenamente la operación de Uber, se podría supervisar la calidad de su servicio –que cada vez es más deficiente– y erradicar los abusos de esta plataforma con las tarifas dinámicas.

Regularizar Uber no será una tarea fácil, y no son pocas las preocupaciones que suscita el posible brote de una ‘fiebre amarilla’. De hecho, Hugo Ospina, el mandamás de los taxistas, ya está amenazando con bloquear las calles de Bogotá en caso de que se legalice el servicio de Uber X. “Si esto se aprueba, llegaremos a la capital de la república los 480 mil taxis y los tiraremos en toda la capital de la república”, advirtió en Twitter. Falta ver si esta vez se volverá a salir con la suya.

Sin embargo, aunque el de Uber sea un chicharrón heredado, si Duque tiene la intención de convertir a Colombia en un nuevo Silicon Valley, ya es hora de que se dedique a mirar por el vidrio panorámico y se olvide del espejo retrovisor. Sobre todo si es el retrovisor de un taxi.

puntoyaparte@vladdo.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.