Secciones
Síguenos en:
A vacunarse, sí o sí

A vacunarse, sí o sí

Aunque la vacunación empezó tarde, con el paso del tiempo el proceso ha mejorado notablemente.

Por: Vladdo
27 de julio 2021 , 08:05 p. m.

Este país es en sí mismo una contradicción. Parece como si estuviéramos condenados a vivir en un permanente ‘estado de fuera de sitio’ no decretado pero que afecta todas nuestras actividades.

Y en tiempos de pandemia la paradoja se ha apoderado también del tema de las vacunas. Mientras muchas personas sueñan con la oportunidad de recibir el pinchazo de la esperanza, otra buena cantidad de compatriotas se niegan a vacunarse, en una actitud absurda e irresponsable.

Para nadie es un secreto que al Gobierno le cogió la noche en la adquisición de las vacunas y que nuestro plan de inmunización tuvo serios retrasos. Sin embargo, hay que reconocer que el proceso se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo; a tal punto que en la actualidad el ritmo es bastante ágil e incluso ha habido numerosos noticias de puestos de vacunación con escasa afluencia de público, debido a que hay personas que se niegan a aceptar inyecciones de determinada marca, o a que simplemente se resisten al procedimiento.

Aunque Colombia no es el único lugar donde se presenta este fenómeno, eso no puede servirnos de consuelo, sino que debería llevarnos a aprender de las experiencias ajenas. Tampoco es un asunto del subdesarrollo: basta ver lo que pasa en Francia, Alemania y otras potencias.

Para la muestra, está el caso de Brytney Cobia, una doctora de Birmingham, Alabama, en el sur de Estados Unidos, quien la semana pasada denunció que prácticamente ninguno de sus pacientes con covid se había querido vacunar. Y varios de ellos eran jóvenes sanos, con infecciones graves causadas por la enfermedad. De hecho, el único que se había vacunado solo necesitaba algo de oxígeno y estaba en franca recuperación, mientras muchos de los otros se estaban muriendo.

Mientras muchas personas sueñan con ponerse la vacuna, otra gran cantidad de compatriotas se niegan a hacerlo, en una actitud absurda e irresponsable

Pese a que las vacunas abundan, en Alabama solo una tercera parte de la población está totalmente vacunada, motivo por el cual este estado es el último en ese país en cifras de vacunación. Según voceros del Centro para el Control de Enfermedades, en Alabama, el 94 % de enfermos hospitalizados y el 96 % de fallecidos desde abril no tenían sus dosis completas.
Cuando Cobia les pregunta sin rodeos a sus pacientes por qué no se vacunaron, ellos responden que no lo hicieron porque hablaron con Fulanito, porque vieron algo en Facebook o porque les llegó un correo electrónico. Eso sí: ninguno de ellos habló con un médico.

“Una de las últimas cosas que hacen antes de ser intubados es suplicarme por la vacuna. Yo les tomo la mano y les digo que lo siento, pero que es demasiado tarde”, cuenta la doctora con impotencia.

Después de leer esa historia, ¿quedará gente que todavía siga sin ganas de vacunarse?

* * *

Colofón. A propósito de contradicciones, es curioso que en su afán de lavarse las manos por la disparada de la violencia en su gobierno, Iván Duque no ve más allá de Venezuela. Si bien es cierto que la república bolivariana se ha convertido en refugio de guerrilleros y santuario de narcos colombianos, no hay que olvidar que los carteles de la droga y demás organizaciones criminales que nos están masacrando y desangrando cuentan con el apoyo discreto pero efectivo de muchas otras naciones. De modo que si se trata de desenmascarar y sancionar a los regímenes cómplices del terrorismo el presidente también debería incluir en su lista negra a los países consumidores, a los que se prestan para lavar cada año miles de millones de dólares, a los que elaboran y venden los insumos químicos para el procesamiento de alcaloides, a los que producen las armas y a los que fabrican los aviones donde se transporta la droga; entre otros. Obviamente, no lo hará, a ellos no se atreve a reclamarles, pues eso significaría romper relaciones con sus principales aliados políticos y comerciales.

VLADDO
puntoyaparte@vladdo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.