De Peñalosa a Claudia

De Peñalosa a Claudia

Peñalosa termina su segundo período en la Alcaldía de Bogotá con un formidable balance de logros.

09 de enero 2020 , 07:13 p.m.

En la obra que ojalá se escriba, pronto y bien, sobre la Alcaldía de Bogotá y cómo la desempeñaron, en estos años, los elegidos por voto popular en vigencia de mecanismos de participación ciudadana establecidos en la Constitución de 1991, deberá ocupar lugar preferente el segundo mandato de Enrique Peñalosa (2016-2019), por una razón elemental, entre muchas en sí mismas desestimables: porque en la memoria colectiva de los bogotanos naturales y adoptivos no se recuerda otra gestión de gobierno que haya discurrido (contra toda evidencia fundada en verdad, legitimidad y legalidad) frente a un ambiente opositor más feroz, mentiroso y pugnaz.

El solo hecho de que Peñalosa, llegado al Palacio Liévano con una cómoda ventaja electoral conseguida en franca lid y sin tacha sustancial relevante, hubiera tenido que enfrentar, mucho antes del término que la ley señala para ese efecto, un proceso de revocatoria del mandato oscuramente alentado por su ‘imperial’ y desastroso antecesor; y que ante tanto despropósito hubiese salido indemne, ese solo hecho, digo, sería suficiente para reiterar hasta qué grados de estulticia llegó (sigue llegando) Gustavo Petro en su venenoso empecinamiento por convencer al país entero de que es en su sapiencia infinita y en su modestia inmensurable (¿también en su mochila guajira soterradamente llena de ‘biyuyo’?) donde reposa ¡la única! oportunidad restante de lograr una vida justa, digna y próspera para todos los colombianos.

Amplio conocedor de la administración pública y del gobierno; cultor de grandes proyectos ciudadanos enfocados en la igualdad de los asociados; impulsor de la educación, la academia y las artes; fervoroso ambientalista y ejecutor de proyectos urbanísticos de benéfico impacto colectivo; propulsor de todos los campos del conocimiento, por muchos de los cuales ha transitado aquí y en el exterior, donde goza de gran prestigio; demócrata convencido y hombre decente, Enrique Peñalosa acaba de concluir su segundo período al frente de la Alcaldía de Bogotá con un formidable balance de logros tangibles y de proyectos en marcha, ya ampliamente divulgados y merecedores de la gratitud ciudadana.

Aun cuando no cometeré la impertinencia de repetir en este breve espacio siquiera parte mínima de ese catálogo de obras dispuestas para esta urbe disparatada, pero a un mismo tiempo grata y amable, que ya hace parte del futuro, sí debo decir que con el burgomaestre saliente estamos de acuerdo verdaderas multitudes de gobernados en su opinión sobre los vergonzosos resultados que reclaman como certeros las firmas encuestadoras, para la mayor parte de las cuales la simpatía personal de un alcalde y la importancia que este conceda a las mediciones de opinión serán las que determinen entre los ciudadanos la admisión o el rechazo de su tarea de gobierno.
Peñalosa acaba de probar todo lo contrario.

En consecuencia diré, por último, que como el reconocimiento al exalcalde –que unos pocos tenemos la suerte de recoger en nombre de millones de habitantes de Bogotá– será siempre exiguo junto a la dimensión y calidad de la tarea por él y sus colaboradores desarrollada, y que quizás tengan asegurados, en cuanto consultan los intereses de la comunidad capitalina, preservación, respeto y continuidad en Claudia López y su equipo de gobierno, sobran los motivos para el regocijo porque sabemos que más temprano que tarde, por ejemplo, se podrá viajar en metro por las calles cercanas al centro neurálgico del poder estatal y a un bello parque donde por años las autoridades distritales permitieron que ardiera un pavoroso infierno citadino de acabamiento humano llamado el Bronx. Un verdadero horror en el que sucumbieron muchas vidas.

vimaruiz@hotmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.