Con balance para olvidar

Con balance para olvidar

En 2017 el balance de la justicia en Colombia es una página negra destinada al olvido.

20 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Como es sabido, por estos días previos a la Navidad la casi totalidad de los despachos pertenecientes a la Rama Judicial celebran, con todos los juguetes, según se dice, su fiesta anual, justo dos días antes de irse a vacaciones colectivas, dispuestas por ley entre el 20 de diciembre y el 10 de enero. Y si bien la euforia inicial de aquellos convites se atemperó desde cuando altos dignatarios llegaron a ser tratados como ‘iguales’ por algunos subalternos pasados de copas, la despedida del año judicial (hasta donde se sabe) sigue festejándose sin falta, salvo fuerza mayor.

Esa fue, y debiera seguir siendo, una bonita costumbre de reconocer la abnegación, aptitud, honradez y eficacia con que la inmensa mayoría de servidores de la Rama, desde magistrado hasta citador, cumplen sus funciones en favor de la institucionalidad en un Estado de derecho. Sin embargo, como ocurrió en 1985 tras el holocausto del Palacio de Justicia y su monstruoso saldo de una Corte Suprema asesinada por actores y con procederes que no es del caso repetir, yo creo que al terminar este año judicial tampoco hay una razón válida para celebrar el desempeño de la Rama, pero, en cambio, sí abundan los motivos para aceptar, con profunda indignación y no menor vergüenza social, que en 2017 el balance de la justicia en Colombia es una página negra destinada al olvido.

Creo que al terminar este año judicial tampoco hay una razón válida para celebrar el desempeño de la Rama Judicial.

Porque pérdida de tiempo y espacio implicaría repetir aquí lo que todos conocemos por génesis de esta tragedia moral que ya empieza a admitirse (“esta es Colombia, Pablo”) como un hecho cumplido, con responsables ampliamente reconocidos pero que jamás serán juzgados porque su asociación para delinquir bajo el llamado ‘cartel de la toga’ se fraguó –qué paradoja tan terrible– desde los más altos despachos de una administración judicial que deshonraron con impudicia traficando en su beneficio y en el de los suyos decisiones que los obligaba tomar en derecho (que ignoran) y con formación ética (que no tienen), sobre procesos llamados a decidir ¡nada menos que sobre la libertad humana!

El alud delictual que se precipitó inatajable (siquiera) no solo sobre la Corte Suprema, sino sobre la Rama en general, a partir de las denuncias del exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, siguió con la captura de Francisco Ricaurte, mostrado en medios con foto y número de reseña; continuó con la vinculación al escándalo de Bustos, Tarquino, Malo y otras criaturas de mirar cetrino, y reventó a todo lo largo, ancho y hondo del país en despachos judiciales y organismos de control, parece haber encontrado cota, por ahora, claro, en María Consuelo Cruz, ¡exprocuradora delegada para la Moral Pública!, que en Cartagena vendió a 26 concejales una decisión favorable por míseros 400 millones de pesos. ‘Baratieri’ la dama, en realidad.

Antes de conocerse toda esa infamia, que obviamente acabó de volver pedazos la escasa confianza aún restante de la sociedad en la justicia, otros escándalos hicieron sentir su ferocidad sobre la Rama: la Sala Disciplinaria de la Judicatura (Julia Garzón, Pedro Sanabria, otros), hace tiempo ajena al Consejo, aseguró su perniciosa ‘magistratura’... ¿hasta cuándo?; la reelección del procurador Ordóñez fue anulada por actos de corrupción; el exmagistrado Jorge Pretelt fue llamado a juicio penal, y ahí estará ad eternum; el exfiscal Eduardo Montealegre, en unión de Jorge Perdomo, cometió toda clase de excesos ampliamente divulgados, pero ahí sigue, orondo, guiándonos con sus luces. ¿Y todos, cual Natalia Springer? Sí, muy bien, gracias...

Deseo, pues, que la Rama olvide este mágico 2017. Y que el 2018 la coja confesada.

VÍCTOR MANUEL RUIZ
vimaruiz@hotmail.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.