Plan Marshall: un freno digital que condenará la innovación en Bogotá

Plan Marshall: un freno digital que condenará la innovación en Bogotá

La tecnología ha sido un habilitador fundamental para no frenar la productividad del país.

06 de noviembre 2020 , 11:07 p. m.

La economía digital es la piedra angular de la economía del siglo XXI. La innovación, el emprendimiento y el uso de tecnologías de la cuarta revolución están generando disrupción en sectores tradicionales de la economía, creando nuevas oportunidades de negocio y de empleo. Es la tecnología, en resumidas cuentas, el camino en el que países en desarrollo tenemos para dar saltos cuánticos en el crecimiento socioeconómico de nuestras naciones.

El covid-19 nos demostró no solo los beneficios de la transformación digital, sino su importancia para garantizar la continuidad de la operación del sector público y privado en distintos ámbitos de nuestra vida social y productiva. La telemedicina, el trabajo remoto, las videollamadas para reuniones laborales y encuentros familiares, trámites digitales, pago de impuestos y educación virtual, entre otras actividades, se apoyaron en herramientas digitales para su funcionamiento.

El comercio minorista, restaurantes y agricultores se valieron de plataformas colaborativas y de comercio electrónico para mantener su operación y flujo de recursos, protegiendo empleos durante los momentos de mayores restricciones que trajo consigo la pandemia.

Las plataformas fintech permitieron llegar a más de 2,6 millones de hogares que nunca habían tenido una ayuda económica del Estado, a través del programa Ingreso Solidario. Familias en Acción, compensación del IVA, Ingreso Solidario y Paef se apoyaron en la tecnología para ser más eficientes.

La tecnología ha sido un habilitador fundamental para no frenar la productividad del país y contribuir a la equidad en todo el territorio nacional. Por esto sorprende el freno digital que impuso la alcaldía de Bogotá a la ciudad a través del denominado Plan Marshall. El aumento de tarifas de ICA para sectores claves en la reactivación económica como lo son las telecomunicaciones y el comercio electrónico va en contravía de una generación de empleo rápida y efectiva en el corto plazo, al igual que la reactivación económica y la productividad en el mediano y largo plazo.

Los aumentos impositivos al comercio electrónico generan un detrimento en el precio final al consumidor, con lo cual se reduce el ingreso disponible de los ciudadanos. La ley de crecimiento económico les permite a los empresarios reportar lo pagado en el ICA como descuento en el impuesto de renta (un 50 % para 2021 y 100 % a partir del 2022). Es decir, el aumento de este tributo realizado por la alcaldía de Bogotá será asumido al final por el Gobierno Nacional. Estamos en un escenario donde la alcaldía busca obtener réditos políticos con el dinero de todos los colombianos.

El plan de la alcaldesa de Bogotá va en contravía de lo expresado por los organismos internacionales como el BID, la Ocde y el WEF, que ven en la conectividad, la economía digital y la innovación los mecanismos que deben priorizar los países en la recuperación de la economía y el empleo en esta época de covid-19.

Es preocupante ver, además, que no se haya contemplado el negativo impacto de convertir a Bogotá en una ciudad en donde será más caro invertir en innovación y telecomunicaciones. En el futuro, la competencia será entre ecosistemas digitales de ciudad y, como quedó en el Plan Marshall, la capital del país estará en desventaja.

Es fundamental que la demanda no siga siendo golpeada por decisiones politizadas, dado que es un dinamizador muy importante y genera un impacto directo en la viabilidad de las empresas y la calidad de vida de los hogares. Garantizar que los ingresos fluyan sin restricciones en el sistema económico es la mejor forma de proteger el empleo y los ingresos de los colombianos. Así se ha entendido a lo largo de la historia en los momentos de crisis y así lo entendió el general Marshall al momento de recuperar la economía de Europa. La alcaldía de Bogotá parece dirigirse sin duda en otra dirección.

Víctor Manuel Muñoz Rodríguez
@vicmunro
Consejero presidencial para Asuntos Económicos y Transformación Digital

Más de Víctor Manuel Muñoz Rodríguez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.