Secciones
Síguenos en:
El ‘ismagije’

El ‘ismagije’

Para llegar a segunda vuelta, la Coalición de la Esperanza debe hacer algo difícil: diferenciarse.

25 de julio 2021 , 02:48 a. m.

No es fácil perder una elección cuando uno es el único candidato; hay que esforzarse. Pero eso le pasó al senador Gustavo Bolívar, único postulado a la segunda vicepresidencia del Senado, quien fue derrotado, dicen que por primera vez en la historia, por el voto en blanco. Para el senador, sin embargo, no ganó el blanco, sino el verde. El partido que lleva ese nombre, tras la eliminación de Bolívar, postuló a un candidato propio, algo que el senador calificó de traición. Los ‘verdes’ respondieron que habían votado por Bolívar: la única traición, según ellos, fue la de los partidos de gobierno, con quienes el senador habría hecho un acuerdo que se incumplió.

Quedó claro que en el Congreso, como en una cantina de criminal ralea, no se pierde puñalada. Pero, sobre todo, quedó en evidencia la división en los movimientos alternativos de cara a las elecciones del año entrante. Las fisuras venían asomándose hace tiempo. Gustavo Petro y Claudia López no han hecho sino lanzarse piedras durante la pandemia. Pero lo del 20 de julio ya no deja dudas. Como dijo un paisano de sabroso acento costeño a quien, en un video que se volvió viral, se le enredó la lengua tratando de pronunciar el subjuntivo de ‘desmigajar’: “¡Si se va a ‘esmigajá, que se ‘ismagije!”.

Y en efecto: el bloque alternativo se desmigajó. El mesiánicamente denominado Pacto Histórico, liderado por Petro, tiene clara su posición en la izquierda del espectro ideológico. Pero la no menos trascendentalmente llamada Coalición de la Esperanza está en el centro de una encrucijada. O, más bien, en la encrucijada del ‘centro’. Sus miembros saben que si logran alcanzar la segunda vuelta de las presidenciales, tendrían altas probabilidades de ganar. La derecha, en esta ocasión, luce más derrotable que nunca. Y si les toca contra el Pacto Histórico, el antipetrismo férreo de una parte importante del país garantizará que millones de votos apoyarán a cualquier candidato cuyas iniciales no sean G. P.

Pero para eso la Coalición tiene que llegar a la segunda vuelta. Y no será fácil, pues no le alcanzará con los votos de la centroizquierda no petrista. Debe asegurarse de conservar al ‘puro centro’ –que sí existe, en la medida en que muchas personas se consideran parte de él– y conquistar a un sector de la centroderecha.

Sin embargo, cada vez que la Coalición se desplaza hacia el medio para atraer esos votos saltan voces, muchas del propio movimiento, que la acusan de traicionar los principios de los alternativos. Para esa franja fundamentalista, lo mismo da votar por el uribismo que por el ‘tibiocentrismo’. Por otra parte, si la Coalición se queda donde está, corre el riesgo de desdibujarse, de parecerse demasiado al Pacto Histórico para representar una alternativa diferenciada de centroizquierda. Esa indefinición puede ser aceptable para los gregarios del movimiento, a quienes no les molestará resignarse a ocupar cargos en un eventual gobierno de Petro a cambio de apoyarlo en la segunda vuelta, pero dudo que sea atractivo para sus líderes, los precandidatos. Para ellos, no tiene sentido ninguna estrategia que no apunte a una posibilidad real de alcanzar la presidencia. Si Gustavo Bolívar tiene razón –y no sé si la tenga–, eso explicaría que los ‘verdes’, que hacen parte de la Coalición, hubieran buscado desmarcarse del petrismo el pasado 20 de julio.

Tanto la derecha como el Pacto Histórico necesitan que la Coalición fracase. Ambos tienen mejor chance de ganar en segunda vuelta contra el otro que contra la centroizquierda. Pero si la Coalición quiere capitalizar esa ventaja teórica, tiene que encontrar una manera de diferenciarse, de distinguirse, de representar algo más concreto que la gaseosa ‘esperanza’. Tiene que impedir que la ‘ismagijen’.

THIERRY WAYS
En Twitter: @tways
tde@thierryw.net

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.