Secciones
Síguenos en:
La carrera

La carrera

El camino hacia la presidencia ya se perfila como una contienda entre tres fuerzas o movimientos.

Faltan 14 meses para las presidenciales, un plazo eterno en política, pero la carrera ya se perfila como una contienda entre tres fuerzas o movimientos. La izquierda, representada por Gustavo Petro. La derecha o centroderecha, con un candidato aún por definir. Y la centroizquierda, también por definirse, pero probablemente encabezada por Sergio Fajardo. Esas etiquetas generalizantes, ‘izquierda’, ‘derecha’, etc., soslayan muchos matices, pero son útiles para entendernos.

El puntero es Petro, quien no va a desaprovechar los ocho millones de votos que sacó en 2018 y lo posicionan como la figura más exitosa en la historia de la izquierda nacional. El senador, que nunca ha dejado de estar en campaña, sabe que parte del electorado lo ve como el émulo colombiano de Hugo Chávez. Por eso cada día insiste más en que él no está en contra del capitalismo. Solo que lo de él es el capitalismo ‘humano’, ‘social’, ‘progresista’, ‘democrático’. A una parte del país le suenan melodiosos esos adjetivos. Otros pensamos que esos términos difusos, que significan todo y nada, permiten que cualquier cosa pueda pasar por ‘capitalismo’. No hace falta ser un socialista purasangre para descarrilar una economía de mercado. Basta con intervenir sectores enteros por medio de tributos, regulaciones y controles de precios, como sucedió en Venezuela.

La derecha o centroderecha, entre tanto, aún no tiene candidato y, además, tiene un problema de imagen, pues la asocian con la política ‘tradicional’, de la que ya nadie quiere saber nada. Para escoger a su candidato, que esta vez no será propiamente uribista, cuenta con nombres importantes en distintas regiones del país, como Álex Char, Federico Gutiérrez, Dilian Francisca Toro y Enrique Peñalosa. Pero cualquiera de ellos que quiera ser presidente tendrá que construir un movimiento nacional que todavía no existe.

Si esto fuera la Fórmula 1, de primero iría, raudo, Gustavo Petro en su monoplaza. Por el centro, un auto verde con paneles solares. Por la derecha va un vehículo de carburador y motor de gasolina.

Y entre los dos, por el carril del medio, pero con las ruedas desalineadas hacia la izquierda, avanza la ‘Coalición de la Esperanza’, que incluye al partido Verde, a Fajardo, a Humberto de la Calle, a los Robledos –Jorge Enrique y Ángela María– y a otros más. Se llegó a dar por descontado que Fajardo representaría a la centroizquierda, pero el movimiento hoy luce dividido. Varios miembros exigen que se consideren más nombres o, incluso, que se incluya a Petro en una consulta para ungir al candidato. Y la coalición tiene otra debilidad: en algún momento los electores se preguntarán qué tan ‘alternativa’ realmente es una colectividad que incluye a migrantes del Partido Liberal, el Polo Democrático y Cambio Radical. Mientras tanto, Petro, beneficiario de esas dudas y divisiones, les está succionando apoyos.

Si esto fuera la Fórmula 1, de primero iría, raudo, Gustavo Petro en su monoplaza: nunca mejor usado ese término. Se trata de un auto experimental, antes rojo y hoy pintado de los colores del arcoíris, con un motor reconvertido a biodiésel de aguacate, que se sabe que no funciona en el largo plazo.

Por el centro, aunque tratando de invadir el carril izquierdo, va un auto verde con paneles solares, que ha tenido que hacer un pit stop mientras su equipo decide si cambia al piloto. La parada les está costando tiempo, pero esperan (pues es el equipo de la esperanza) obtener un nuevo impulso una vez se monte el piloto titular. ¿O tendrán que adherir al puntero?

Por la derecha va un vehículo de carburador y motor de gasolina, con la carrocería atiborrada de logos de marcas conocidas, disímiles, un poco pasadas de moda. Y algo increíble: va sin conductor. Lo han puesto en piloto automático mientras se contrata a un chofer idóneo. El equipo confía en que su fichaje será capaz de atajar a los otros dos.

El líder de la carrera sonríe. Y aprieta el acelerador.

Thierry Ways
@tways / tde@thierryw.net

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.