Arrojar un búmeran

Arrojar un búmeran

Por el bien del país, más vale que la Corte tenga pruebas concretas si decide detener a Uribe.

02 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

Decían los uribistas hace unos años que Colombia terminaría con “las Farc en el Congreso y Uribe en la cárcel”, por lo que los tachaban de locos y mentirosos. Pues mucho no se equivocaron. Hoy, las Farc tienen asiento en el Congreso sin haber pasado por la justicia, como decían los locos. Y Álvaro Uribe está a un paso de ser privado de la libertad, como advertían los mentirosos.

Aun si fuera cierto que el expresidente cometió soborno y fraude procesal, de lo que se lo acusa, su detención confirmaría que el país ha entrado en una nueva etapa de su historia, caracterizada por la chifladura terminal de la justicia. Quienes cometieron masacres, secuestros, violaciones y actos terroristas, convertidos en excelentísimos padres de la patria. Y quien se dedicó a combatirlos, a un alto costo político y personal, privado de la libertad.

Más vale que la Corte Suprema, que es la encargada de investigar al hoy senador, tenga pruebas sólidas en su contra, pues lo que se ha sabido hasta ahora genera más dudas que certezas. ¿Por qué iba con tanta asiduidad el senador Iván Cepeda, enemigo político del acusado, a visitar en la cárcel al testigo en su contra, Juan Monsalve? ¿Quién le sugirió a Monsalve que grabara sus conversaciones con un reloj espía? ¿Son admisibles como evidencia esas grabaciones? ¿A ninguna autoridad carcelaria le llamó la atención que un reo tuviera que enchufar su reloj a la pared por medio de un cable USB para recargarlo?

¿Quién le sugirió a Monsalve que grabara sus conversaciones con un reloj espía? ¿Son admisibles como evidencia esas grabaciones?

La defensa de Uribe alega que Monsalve les mandaba recados a personas cercanas al expresidente para hacerlas ir a la cárcel La Picota. Allí, mientras las grababa en secreto, buscaba que lo incriminaran. El modus operandi se parece mucho al phishing, la técnica que usan los piratas informáticos para penetrar sistemas ajenos.

A la víctima se le envía un correo invitándola a cliquear en un falso enlace. Como anzuelo, se promete algo tentador: el video íntimo de un famoso, información confidencial sobre un conocido, la posibilidad de ganarse un premio, etc. La gente cae fácil. El enlace, en realidad, lleva a una página que instala un virus en el computador de la víctima o le roba su contraseña. Así fue como hackers rusos infiltraron la campaña de Hillary Clinton en 2016.

La diferencia es que, en este caso, en lugar de llevar a las víctimas a una página web, se las habría conducido a una celada en La Picota.

Ante sospechas de tan turbio proceder, insisto: por el bien del país, más vale que la Corte tenga pruebas muy concretas si decide detener al expresidente. Ni Uribe, ni nadie, está por encima de la ley. Pero no es lo mismo privar de la libertad a un ciudadano común y corriente que al líder político más importante y polémico del último medio siglo en Colombia. Para algunos, Uribe representa la más odiosa derecha; para otros, dentro y fuera del país, representa la resistencia contra la extrema izquierda que hambreó a Cuba, arruinó a Venezuela y hoy ensangrienta a Nicaragua. A nadie deja indiferente. El terremoto político de imprevisibles ramificaciones que acarrearía su detención debe tenerse en cuenta antes de proceder sin la suficiente convicción. Si más adelante se llegare a comprobar un prevaricato, o que el caso fue manipulado por los enemigos políticos del acusado, el daño a la credibilidad de la justicia será irreparable.

Esa credibilidad agoniza hace rato; un mal paso de este tamaño sería el golpe de gracia. Y le serviría en bandeja al uribismo la excusa ideal para llevar a cabo, quizá mediante mecanismos extraordinarios como una constituyente o un referendo, la reforma de las cortes a la que tanto se opone la magistratura.

Arrojar un búmeran sin la suficiente pericia tiene ese riesgo: que en el viaje de vuelta puede golpear a quien lo lanzó.

THIERRY WAYS
tde@thierryw.net

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.