¿Encierro total?, facilismo total

¿Encierro total?, facilismo total

Algunos alcaldes están siendo simplistas y facilistas en la búsqueda de opciones en esta crisis.

27 de julio 2020 , 09:25 p.m.

No estoy de acuerdo con los encierros totales por varios días seguidos en fines de semana, como se está haciendo en Medellín con el famoso método del acordeón. Si lo que se quiere evitar son las aglomeraciones, con la estrategia de ‘pico y cédula’ con derecho a ‘salida’ dos días a la semana según dígito final de la cédula, creo yo, sería más adecuado palear la pandemia del covid-19 sin hacer mayores daños.

El encierro total está acabando la ya afectada salud mental de los ciudadanos y se está desconociendo la capacidad del autocuidado de hombres y mujeres jóvenes y adultos. Los más afectados están siendo los jóvenes entre los 18 y los 29 años, como lo demuestra la investigación ‘Solidaridad: respuesta social a las medidas del Gobierno para controlar el nuevo coronavirus durante la etapa temprana en Colombia’, realizado por Profamilia. En ella se encontró que el 75 % de 3.549 encuestados han tenido dificultades con su salud mental durante la cuarentena decretada para hacerle frente a la pandemia del covid-19.

Del porcentaje que manifestó haber sufrido algún problema mental, el 54 % dice haberse sentido nervioso; el 53 %, cansado; el 46 %, impaciente y el 34 % ha sentido rabia o ira por el aislamiento. A eso se suma el incremento de la tasa de desempleo, que solo en Medellín llega al 21,6 %, con mayor impacto en la actividad industrial y de comercio. Y ni qué decir sobre la afectación a mujeres de todas las edades por el incremento de la violencia intrafamiliar y el abuso sexual en la pandemia.

Los alcaldes, en su justo empeño por evitar el colapso de los servicios de salud, creo que están cometiendo alcaldadas, abuso de autoridad y restricciones al derecho a la libertad. Tapabocas sí, distanciamiento sí, fiestas y días sin IVA no, pero sí medidas inteligentes que ayuden a evitar el contagio sin necesidad del cierre total de empresas y de circulación. Las restricciones por género, por ejemplo, reducen en un 50 % la movilidad y han mostrado ser efectivas con la ayuda de los dueños de centros comerciales y de servicio en general. Algunos alcaldes están siendo simplistas y facilistas en la búsqueda de opciones.

Igualmente, las campañas institucionales se ‘pegaron’ en el tapabocas y nada se habla del beneficio de la sana alimentación, del ejercicio, del cuidado con tapabocas originales en sus diseños pero impropios para llevar a cabo su tarea. No se tiene claridad sobre el lavado de este elemento, la no necesidad de geles sofisticados, los cuidados iniciales de un enfermo en casa, los protocolos de atención, la manera de fortalecer el sistema inmunológico, la forma de controlar el estrés y la ansiedad. Esto va para largo. Encierro total es fatalidad total.

Aparte. A propósito de alcaldadas: máxima alerta con EPM y los intentos de ampliar su objeto social. ¿Una vez más los concejales permitirán errores fatales contra nuestros servicios públicos básicos? SOS.

Sonia Gómez Gómez

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.