Aborto legal, gratuito y seguro

Aborto legal, gratuito y seguro

Lo que ocurrió en Argentina debe ser ejemplarizante para Colombia. Es lo que debemos buscar.

07 de enero 2021 , 09:25 p. m.

Un mensaje de optimismo al comenzar el 2021: dentro de la democracia sí se pueden modificar las situaciones injustas, inequitativas y aberrantes, ancladas en la cultura y la ley por siglos; es cuestión de persistencia, paciencia, sentido de grupo, focalización y unión de voluntades. Lo digo como parte del colectivo de mujeres del mundo que hemos luchado desde distintos escenarios por recuperar el derecho de la mujer a decidir sobre la concepción o anticoncepción y en particular sobre el aborto.

Desde Argentina nos llegó la noticia de que el Congreso aprobó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), la cual fue sancionada por el Congreso Nacional el 30 de diciembre de 2020. El proyecto fue presentado por el presidente en ejercicio, el peronista Alberto Fernández. Este es el fruto de la persistencia del movimiento feminista argentino, después de muchas derrotas legales.

Lo que acaba de ocurrir en ese país, con el respaldo presidencial, debe ser ejemplarizante para Colombia donde la extrema derecha insiste en tirar por la borda los logros obtenidos en años de trabajo colectivo, cuando lo que se necesita con urgencia, como medida efectiva de salud pública, es legislar contra las barreras que persisten para el aborto legal, lo cual tiene un impacto directo sobre las mujeres de menores recursos que son las víctimas de abortos clandestinos. Aborto legal, gratuito y seguro, como en Argentina, es lo que debemos buscar con sentido de grupo y como país civilizado.

Las mujeres jóvenes de Colombia no tienen idea sobre lo que ha sido el esfuerzo de los colectivos de mujeres por legalizar el aborto en los casos hoy estipulados. No saben cuánto le debe el país y la salud pública a una institución que ha levantado la bandera por los derechos sexuales y reproductivos con todos los vientos en contra. Hablo de Profamilia, que acaba de presentar con orgullo al país y al mundo el libro ¡Hechos y derechos! 55 años cambiando la historia.

Sin duda, Profamilia cambió la historia de Colombia. Gracias a su labor, en la cual nunca ha habido retroceso, logró la revolución de la anticoncepción en un país donde hablar de píldora y condón era pecado castigado con penitencias. Con su esfuerzo y tesón, el número de hijos por mujer pasó de 7 a 2, lo que ha sido definitivo en la lucha contra la pobreza. Profamilia consiguió que fuera posible la píldora del día después, el derecho de los jóvenes al ejercicio de una sexualidad segura, la destrucción –al menos parcial– de mitos contra el derecho de la mujer al dominio de su cuerpo y su sexualidad. A Profamilia le ha correspondido la batalla más dura por el cumplimiento de las normas legales sobre el aborto, y por todo ello merece el reconocimiento nacional.

Gracias, Profamilia. Me siento orgullosa de haberles dado todo el apoyo desde el periodismo informativo y de opinión. Gracias en nombre de todas las mujeres que no han tenido que cargar con hijos indeseados, fruto del incesto y de la violencia sexual en todas sus formas. Gracias por educar para el respeto por las decisiones libres e informadas de las mujeres en torno a su maternidad. Gracias por no caducar a pesar de las dificultades económicas originadas en una sociedad y un empresariado que no ha entendido que la mayor urgencia por la salud pública y la paz es la inversión en educar a las mujeres, en aportar dinero contra el embarazo adolescente, en contribuir a que los métodos anticonceptivos lleguen hasta los más pobres con oportunidad y regularidad.

Hago un llamado, al comenzar un año difícil en materia económica, para que el Gobierno, la sociedad civil y el empresariado destinen sus apoyos en programas que eviten más nacimientos indeseados que reafirman los círculos de pobreza, y para que los recursos se inviertan allí donde es más urgente y efectivo: la educación y el apoyo a la mujer, hoy víctima de toda suerte de violencias.

Sonia Gómez Gómez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.