¿Renacimiento de la izquierda o resurrección del autoritarismo?

¿Renacimiento de la izquierda o resurrección del autoritarismo?

La anomalía mexicana sucede cuando el 'socialismo del siglo XXI' da sus últimos estertores.  

19 de noviembre 2018 , 07:40 p.m.

Al contrario de la tendencia de rechazo electoral a los gobernantes de izquierda en América Latina, casi 30 millones de mexicanos eligieron presidente a Andrés Manuel López Obrador, un activista de izquierdas admirador de Fidel Castro. Y no solo eso, a su coalición política le dieron la mayoría en ambas Cámaras del Congreso, y un enorme peso político en las legislaturas estatales. Ominosamente, dada la contundencia de su triunfo y la consecuente debilidad de los partidos de oposición, Amlo gobernará en México sin contrapeso político.

La anomalía mexicana sucede justo cuando el llamado ‘socialismo del siglo XXI’ –iniciado a principios de siglo en Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Chile y otros países del subcontinente– está dando sus últimos estertores. Justo en el momento en el que buena parte de los líderes que encabezaron los gobiernos de estos países están en la cárcel o en tela de juicio por delitos que cometieron en el ejercicio de sus funciones.

En Brasil, por ejemplo, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien entre aciertos y desaciertos gobernó de 2002 a 2010, está preso acusado de corrupción, blanqueo de dinero y ocultación de patrimonio, y podría pasar más de una década en prisión.

El escándalo Lava Jato y sus ramificaciones en la petrolera estatal Petrobras mostraron cómo la clase política brasileña, de izquierdas, derechas y centro, se benefició con favores y contratos corruptos. Mientras que la complicada saga de la constructora Odebrecht expuso la dimensión continental del contubernio entre el sector privado y el público.

En Ecuador, la justicia le reclama a Bélgica, el país donde actualmente vive, la extradición del expresidente Rafael Correa, acusado de estar vinculado al secuestro del exasambleísta ecuatoriano Fernando Balda, en Bogotá, en agosto de 2012. También estudia acusarlo de peculado y otras causas más.

En Argentina, Cristina Fernández de Kirchner está acusada de asociación ilícita, lavado de dinero, encubrimiento del atentado iraní contra la mutual judía Amia y administración fraudulenta. Hasta ahora se ha salvado de ir a la cárcel por tener fuero de senadora.

En Bolivia, Evo Morales lleva 12 años en la presidencia de su país y si se sale con la suya se mantendrá en el puesto hasta el 2025. No por que él lo quiera, sino porque “el pueblo” lo necesita, “no puedo decepcionar a mi pueblo”, ha dicho, no obstante que en un referendo popular, en el 2016, ese mismo pueblo votó en contra de su reelección en el 2019.

En Venezuela, el éxodo de más de tres millones de personas que no resisten más el agobio político y económico de Nicolás Maduro atestigua de forma dramática y contundente el rotundo fracaso del socialismo del siglo XXI en el atribulado país.

En Nicaragua, el régimen criminal de Daniel Ortega se sostiene matando, encarcelando y reprimiendo a sus oponentes con la misma displicencia con la que la dinastía de los Somoza eliminó a los disidentes por décadas.

En términos generales, y con algunas variantes en cada caso, el socialismo del siglo XXI fracasó por su endémica corrupción, por su incompetente gestión de los recursos naturales de sus países, por sus abusos del poder, por su incapacidad para generar empleos con salarios dignos para los trabajadores y por su ineptitud para disminuir la inseguridad.

Los seguidores de Andrés Manuel López Obrador dicen que su gobierno marcará el renacimiento de una izquierda honrada y competente en América Latina. Sus detractores creen que más que un renacimiento, su gestión será la resurrección de un partido hegemónico tipo PRI, que buscará perpetuarse en el poder si los votantes mexicanos no reaccionan para restablecer los contrapesos necesarios en un sistema democrático.

Sal de la rutina

Más de Sergio Muñoz Bata

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.