Palos de ciego en Venezuela

Palos de ciego en Venezuela

Se necesita una negociación multilateral y multinacional para resolver el conflicto en la nación.

11 de mayo 2020 , 07:21 p.m.

De 1831 a 2020 la historia de Venezuela ha estado plagada de intentos de golpe de Estado, asonadas y rebeliones militares porque sus políticos han sido incapaces de resolver sus diferencias pacíficamente.

Este 3 de mayo tuvo lugar la enésima intentona de rebelión armada cuando una veintena de hombres desembarcaron en las costas de Venezuela con el declarado propósito de secuestrar a Nicolás Maduro, uno de dos presidentes del país, para transportarlo a Estados Unidos. Ocho de los invasores murieron al desembarcar y trece fueron capturados.

Jordan Goudreau, el estadounidense jefe de los mercenarios, dice que negoció la incursión militar con Juan Guaidó, líder de la oposición reconocido como presidente encargado del país. Guaidó lo niega, pero hay documentos que lo involucran en la intentona. Lo innegable es que Guaidó supo del plan ideado por uno de sus hombres de confianza, J. J. Rendón.

Para Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo Interamericano, es evidente “que la oposición venezolana está fracturada, sin un plan de acción unificado, sin establecer prioridades y sin una estrategia viable. Guaidó ha tenido pequeños triunfos, pero le ha faltado darles seguimiento. Con este nuevo fracaso, Maduro ha salido fortalecido, la oposición se ha debilitado y Guaidó ha sembrado dudas entre los dirigentes de los países que le han dado su apoyo y hoy cuestionan la fuerza de su liderazgo”. “A mí como ciudadano –me dice mi fuente en Caracas– la situación actual presenta un serio dilema. No justifico nada de lo que está pasando, pero comprendo que todo el desastre ocurre porque este régimen no abre salidas. No son simplemente políticos autoritarios, son lavadores de dinero y traficantes de droga que decidieron quedarse en el poder. Del otro lado, hay Rambos que hacen locuras que nos desacreditan internacionalmente. La vida cotidiana es un desastre, sin agua, sin luz, y con un virus rondándonos que no sabemos si mañana se desatará de manera virulenta”.

Joaquín Villalobos, “maestro de la lucha guerrillera en Latinoamérica” y asesor de los procesos de paz en El Salvador, Irlanda del Norte y Colombia, me dice que para solucionar el conflicto venezolano “es imprescindible una negociación en círculos concéntricos, en el central está la mesa doméstica y en los externos deben estar todos los países interesados o perjudicados. Hasta ahora, las negociaciones han fracasado porque suponen que es un conflicto entre venezolanos cuando, en realidad, Venezuela es un país intervenido por Cuba. Para que Venezuela recupere la democracia es necesario que Cuba transite a la democracia y al capitalismo”.

El Dr. Abraham Lowenthal, una autoridad reconocida por sus análisis sobre temas latinoamericanos, también piensa que la única solución al problema venezolano es la negociación: “La trágica declinación de Venezuela va en aumento. Al autoritarismo gubernamental, la fragmentación social, la polarización política y el desastre económico hay que añadirle ahora la catástrofe sanitaria. Por ello, la única ruta a una transición pacífica que posibilite la recuperación económica, social y democrática del país es una negociación genuina entre los venezolanos. Un pacto que demandará concesiones recíprocas del gobierno de Maduro, la Fuerzas Armadas, la oposición democrática, organizaciones religiosas, el sector privado, los movimientos sociales e involucramiento internacional de países como Estados Unidos, Cuba, China, Rusia y otros países latinoamericanos”.

Yo creo que ahora que el régimen chavista ha mostrado que se sostiene contra viento y marea, que Estados Unidos no se decide por la intervención militar y que la oposición sigue mostrando su impericia, no queda otro camino que el de una negociación honesta entre enemigos.

Sergio Muñoz Bata

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.