Secciones
Síguenos en:
¿Llegó el anhelado principio del fin?

¿Llegó el anhelado principio del fin?

El peso de la liberación de la dictadura recae directamente sobre el pueblo cubano, no sobre Biden.

26 de julio 2021 , 08:00 p. m.

Como si Joe Biden no tuviera las manos llenas con los retos que hoy enfrenta Estados Unidos, sus aliados demócratas y sus opositores republicanos le exigen solucionar los abrumadores problemas que hoy afloran en una docena de países latinoamericanos.

Le piden acción en Nicaragua para frenar la violenta escalada de Daniel Ortega contra siete posibles candidatos de la oposición a la presidencia. Los congresistas demócratas Albio Sires (demócrata, Nueva Jersey) y Joaquín Castro (demócrata, Texas) le piden que preste atención a la violencia política en Colombia. Sobre Venezuela, se multiplican las voces que le exigen sanciones al régimen. Para Haití, no falta quien abogue por una intervención militar.

De todos estos apremios, sin duda, el actual conflicto en Cuba es el más complicado por su carácter ‘interméstico’, es un asunto de política exterior y de política ‘doméstica’ por el peso que tiene el voto cubanoamericano en la Florida.

La crisis cubana actual lleva décadas incubándose, pero no fue hasta el 11 de julio cuando estalló con inusitada fuerza. Las protestas anteriores, como el maleconazo de 1994, fueron efímeros y muy localizadas en La Habana. Nunca antes el descontento se había extendido por toda la isla.

Ese día, los vecinos de San Antonio de los Baños inicialmente salieron a la calle a protestar por los continuos cortes de la electricidad. De pronto, con la ayuda de Radio Bemba, tuits y WhatsApp, miles de cubanos de todas las edades salieron a las calles en unas 60 ciudades a protestar por la escasez de medicinas, comida, combustibles y exigiendo libertad. Un suceso sin precedente en la isla.

Con inaudita torpeza, el aparato gubernamental respondió reprimiendo a los manifestantes con policías, fuerzas especiales y voluntarios, es decir, paramilitares reminiscentes de los Freikorps nazis o los halcones mexicanos, convocados por el propio presidente Miguel Díaz-Canel, a golpear a sus compatriotas.

Desde que ganó la presidencia, los representantes demócratas liberales en el Congreso le han exigido a Biden que levante las sanciones impuestas por Trump y que han cooperado a empeorar la vida de los cubanos. Por su parte, los republicanos más conservadores aprovechan los abusos de la represión actual para exigir que se endurezcan las sanciones.

No nos engañemos. El principal culpable de la sucesiva pauperización de Cuba es el sistema económico imperante y sostenido por la fuerza. Nunca, en ningún lugar del mundo, el sistema comunista ha beneficiado a los pueblos donde se ha implantado. En Cuba, los subsidios, primero de la Unión Soviética y luego de Venezuela, apenas pudieron sostener al régimen por algunos años, aunque no beneficiaron al pueblo.

Pero afirmar que el bloqueo comercial estadounidense de Cuba es responsable de la miseria en Cuba es una falsedad. Cantidad de países comercian con Cuba y tienen negocios en la isla. Es cierto que el embargo contribuye a las penurias, pero no las propicia, no provoca la falta de medicinas, de comida y de libertad. Sí es un anacronismo que no ha cumplido su objetivo desde que se implantó en 1962: derrocar a la dictadura.

De lo que no cabe duda es de que algunas de las más de 200 sanciones impuestas por Donald Trump sí afectan el bienestar de la gente del pueblo. Son acciones profundamente inmorales que intencionalmente afectan a las personas que dicen defender.

Biden carece de facultades para levantar el embargo. Si podría, pagando un fuerte costo político en Florida, rescindir algunas de las sanciones. Pero el peso de la liberación total recae directamente sobre el pueblo cubano, y este puede ser el momento histórico del principio del fin de la dictadura cubana.

SERGIO MUÑOZ BATA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.