Incipiente enmienda de los medios sociales

Incipiente enmienda de los medios sociales

Presionado por sus anunciantes, Facebook empieza a impedir la difusión de mensajes de odio.

06 de julio 2020 , 09:25 p.m.

En el boxeo hay una combinación de golpes, un rápido jab de izquierda seguido de un directo de derecha, que suele dar buenos resultados. Según los expertos, el uno es como un abridor de latas y el dos, la cuchara para servirse. La combinación se recomienda porque mina al adversario, aunque rara vez lo noquea.

Confieso que de boxeo no sé casi nada, pero la rapidez con la que le llovieron los golpes al imperio de Mark Zuckerberg la semana pasada me llevó a pensar en la metáfora boxística. El aluvión empezó cuando, en un encomiable acto de valentía, los empleados de Facebook le exigieron a su patrón impedir la divulgación de mentiras, propaganda y mensajes de odio como los que manda el actual presidente de la nación y muchos otros.

El segundo golpe, sin duda el más fuerte y el más efectivo, se lo dieron más de 150 grandes compañías de negocios como Ford, Adidas, Coca-Cola, Starbucks, Levi Strauss o Unilever, la organización dueña de más de 1.000 marcas de productos que se venden en todo el mundo, al declarar su intención de iniciar un boicot a Facebook retirando sus anuncios durante los próximos seis meses. Les preocupa el manejo de la información en la plataforma de Zuckerberg, específicamente aquella que contiene mensajes de odio. En 2019, Facebook ganó 70.000 millones de dólares en publicidad.

A la protesta de empleados y anunciantes se suma ahora una carta firmada por 277 científicos, la mitad de ellos han trabajado en la Iniciativa Chan Zuckerberg, una organización fundada por Zuckerberg y su esposa, Priscilla Chan, instando al matrimonio a impedir las informaciones falsas y el lenguaje incendiario que lastima a grupos de personas vulnerables. El propósito declarado de la Iniciativa Chan es utilizar la tecnología para mejorar el tratamiento de enfermedades contagiosas, optimizar la educación de los niños, renovar el sistema de justicia criminal y reformar el sistema migratorio.

Irónicamente, Zuckerberg, quien encontró vetas de oro en los medios sociales, es quien ahora ha revelado su enorme fragilidad. Su capacidad para diseminar información sin aplicarle los filtros de verificación que se utilizan en los grandes medios de comunicación, como 'The New York Times', 'Der Spiegel', 'The Times de Londres'. Sin establecer mecanismos de comprobación adecuados, la información se presta para ser manipulada por intereses bastardos y puede ser absorbida por gente ignorante que no cuestiona lo que lee, ve u oye.

Hace dos semanas, por fin Facebook se atrevió a remover un anuncio de la campaña presidencial de Trump que contenía un triángulo rojo invertido, un símbolo que fue utilizado por los nazis para señalar a sus opositores políticos. Facebook adujo que el anuncio violaba su política sobre la utilización de mensajes de odio. Snapchat comunicó que dejaría de promocionar los anuncios de Trump que incitan a la violencia racial y a la injusticia.

En rigor, el iniciador de la revuelta contra las mentiras de Trump fue Jack Dorsey, fundador y CEO de Twitter, quien en mayo advirtió que un tuit enviado por Trump sobre los sucesos posteriores al asesinato de George Floyd en Mineápolis violaba su reglamento al glorificar la violencia. De las 492 falsedades que Trump dijo en sus primeros 100 días en la presidencia, 100 las hizo en Twitter y otras tantas en Facebook, ante la pasividad de ambas plataformas.

Presionados por sus clientes, parece ser que los medios sociales empiezan a tomarse en serio su responsabilidad como difusores de información y a enmendar su indolencia con advertencias que cuestionan la veracidad del mensaje. Y yo vuelvo a reconocer la sabiduría del conde Ettore di Fieramosca, quien resolvía sus controversias diciendo: “Io pago, io mando”.

Sergio Muñoz Bata

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.