Gobernar a la alemana

Gobernar a la alemana

Cuando un partido se aferra a su ideología y excluye a la oposición suprime a las minorías.

13 de julio 2020 , 09:25 p.m.

En una entrevista reciente, el presidente de la Xunta de Galicia (España), Alberto Núñez Feijóo, expresaba la frustración que sienten muchos españoles con sus políticos y marcaba la ruta para superarla: “Con este terremoto económico que vamos a sufrir... ¡qué bien nos iría con un gobierno a la alemana! Qué bien nos iría si el Psoe volviese a ser un partido socialdemócrata y pudiese pactar con otro reformista de centroderecha como el PP”.

La frustración de Feijóo, debo aclarar, no solo se siente en España, el “terremoto económico” que sobrevendrá a la pandemia recorre el mundo. Según el Fondo Monetario Internacional, la tasa de desempleo en Estados Unidos ronda hoy el 10,4 por ciento, y entre febrero y marzo, la Bolsa de Valores tuvo su peor caída desde 1987, afectando pensiones y cuentas de ahorros de millones de personas. El pésimo manejo de Trump con la pandemia ha hecho que EE. UU. tenga el 25 por ciento de los casos de coronavirus en el mundo, contando solo el 4 por ciento de la población mundial, y que lidere en número de infectados, más de 2,5 millones, y muertos, 138.000.

En Colombia la pandemia ha sido más benigna, en gran parte porque el Gobierno empezó temprano a implementar medidas para mitigar sus efectos, aunque de cualquier modo ha causado estragos. Unos 70.000 casos y 2.353 muertes hasta el 22 de junio, y sus efectos económicos se sentirán por un tiempo largo. Durante el mes de abril, la economía se contrajo un 20 por ciento en relación con el mismo mes un año antes, y dejó en el desempleo a más de 4 millones de personas.

En México, donde las cifras del coronavirus son una “vaga y confusa realidad” y el manejo de la pandemia, un horror, el efecto económico ha sido devastador. Entre febrero y mayo, la cifra de personas en condición de pobreza extrema pasó de 22 a 38 millones.

La segunda parte del lamento de Feijóo se refiere a la crispación, la falta de respeto en el trato, la intolerancia hacia las ideas del otro, la incapacidad para llegar a acuerdos y las recriminaciones de los políticos españoles en el Parlamento. Y, aunque es evidente que España no mantiene el monopolio de la rispidez en el trato entre políticos, la decadencia del discurso actual es descorazonadora. Cómo se extraña la época en la que el conservador Adolfo Suárez y el socialista Felipe González antepusieron a su ideología la voluntad de pactar, salvando así a la frágil democracia española en uno de sus momentos más difíciles.

En Estados Unidos, por ejemplo, el país entero está dividido en dos bandos irreconciliables. Lo mismo sucede en México, donde el presidente López Obrador ha declarado: “Estás con él o contra él”. México es un país dividido en dos partes casi iguales, pero donde solo un partido tiene el monopolio del poder.

Así las cosas, debemos precisar a qué exactamente se refiere Feijóo cuando habla de “gobernar a la alemana”. Habla de un sistema parlamentario en el cual es posible establecer coaliciones de gobierno en que participan partidos de ideologías encontradas.

La ventaja del sistema “a la alemana” es que cuando se gobierna en una gran coalición se alían partidos de ideologías contrarias y se posibilita la estabilidad porque la mayoría de los votantes se ven representados en el gobierno. Mientras que cuando el partido mayoritario se aferra a su ideología y excluye a la oposición, no solo se suprime la participación de las minorías, sino que se arriesga la gobernabilidad.

Las coaliciones de gobierno existen en muchas partes del mundo, pero lo que distingue a la alemana de otras, como, por ejemplo, la argentina, es la calidad del liderazgo. El anhelo de Feijóo es comprensible, pero no todos los países tienen la suerte de contar con una canciller como Angela Merkel.

Sergio Muñoz Bata

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.