Despejando dudas sobre el voto latino en 2020

Despejando dudas sobre el voto latino en 2020

El 70% de los latinos votaron por Biden y, como es costumbre, el 30%, por el candidato republicano.

16 de noviembre 2020 , 11:22 p. m.

Lo sorprendente de los análisis post mortem de la elección del 3 de noviembre es la sugerencia de que los hispanos abandonaron al Partido Demócrata y votaron masivamente por Donald Trump.

No es cierto.

Se calcula que Trump quizá haya ganado el 30 por ciento del voto latino, un porcentaje constante desde 1980. Los candidatos republicanos, a excepción de Bob Dole, en 1996, siempre han ganado entre el 30 y el 40 por ciento del voto hispano.

¿Por qué?

Porque un tercio de los latinos son conservadores que creen en los valores tradicionales, se oponen al cambio de costumbres y rechazan la diversidad género; se oponen al aborto y tienen una idea rígida de la moralidad; son nacionalistas, proteccionistas en temas económicos y defensores del capitalismo a ultranza; ven a los inmigrantes de ciertos países con sospecha y privilegian las religiones europeas. Sobre todo, defienden su derecho a mantener el statu quo.

En esta elección, en la Florida y otros estados de la costa este del país, los refugiados cubanos, venezolanos y nicaragüenses que disparatadamente equiparan al Partido Demócrata con partidos comunistas votaron por Trump a pesar de sus cuatro años de fracasos lidiando infructuosamente con estos tres pequeños países. Este voto fue un patético ejemplo del triunfo de la esperanza sobre la experiencia.

En Texas, Trump ganó el 39 por ciento del voto en 18 condados del sur de Texas, un territorio 80 por ciento latino, básicamente mexicoamericano, tradicionalmente demócrata. El caso es interesante porque presenta un dilema entre la moral y el pragmatismo.

En el Valle del río Grande, en Texas, más de la mitad del millón y fracción de habitantes son pobres, y los mejores trabajos están en la industria petrolera. Temerosos de que Biden eliminara el controvertido fracking, y por ende su fuente de trabajo, los trabajadores de la industria, sus familias y los aspirantes a trabajar en ella se volcaron a favor de quien prometió proteger la contaminante industria petrolera.

El fracking es una técnica para fracturar rocas mediante agua y aditivos químicos para extraer gas de esquisto. Un procedimiento que conlleva riesgos para la salud, la seguridad y el medio ambiente, y puede ocasionar sismos.

Otro factor contra Biden fue la infundada acusación de que los demócratas están en contra de los cuerpos policiacos, cuando en realidad están en contra de la violencia policiaca. La acusación cobró fuerza porque mucha gente de la región trabaja en la Patrulla Fronteriza, una institución policial.

Lo relevante, sin embargo, es que los habitantes del valle hicieron caso omiso de los insultos de Trump a la comunidad a la que pertenecen. Recordemos que Trump lanzó su campaña presidencial en 2015 denigrando a los latinos, especialmente a los mexicoamericanos, acusándolos de ser “violadores, criminales y narcotraficantes”. “El Gobierno mexicano –dijo Trump– expulsa lo peor de su gente... y (sus) tremendas enfermedades infecciosas se desbordan por la frontera porque Estados Unidos se ha convertido en el basurero de México”. “Son criminales –insistió Trump– que no solo vienen de México, vienen también de Sur y Latinoamérica (sic) y probablemente del Oriente Próximo”.

¿Pensará Trump que hay una Suramérica y otra Latinoamérica? O ¿será que la geografía y la sintaxis se le indigestan? A Trump le gusta la gente blanca, europea, no quienes vienen de “países de mierda”, como se refirió a los inmigrantes de América Latina.

En 1966, el activista por los derechos civiles de los negros y creador del movimiento Black Power de los 60, Stokely Carmichael, escribió que siendo niño, cuando veía películas de Tarzán le pedía a gritos que matara a los salvajes negros, sin percatarse de que en realidad le decía: ‘Mátame’.

Parodiando el refrán popular: La necesidad es madre de todos los vicios.

SERGIO MUÑOZ BATA​

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.