¿Salud pública vs. libertad de culto?

¿Salud pública vs. libertad de culto?

En EE. UU., Francia e Israel, las restricciones para enfrentar el covid suscitan un debate vital.

07 de diciembre 2020 , 09:25 p. m.

Cada 30 segundos una persona muere en Estados Unidos a causa del coronavirus. Las cifras de muerte oscilan entre los 2.800 y los 3.154 diarios, y se calcula, hasta ahora, que el total de defunciones ronda los 280.000, aunque la cifra podría llegar a 400.000 a fines de enero.

El sábado pasado, en California, donde yo vivo, se reportaron más de 25.000 nuevas infecciones por el virus. Nuevos casos que se añaden a los más de 1’300.000 infectadas y más de 20.000 muertos. En los peores días del verano nunca hubo más de 10.000, lo que significa un incremento del 61 % en las dos últimas semanas.

Para enfrentar el desolador panorama, el gobernador Gavin Newsom decretó recientemente el confinamiento en las cinco regiones del estado en las que las unidades de cuidado intensivo registran una ocupación del 85 %. Es decir, unos 33 millones de personas tendrán que quedarse en casa porque los hospitales no podrán atender la demanda.

Para la ciudadanía, respetar las órdenes de confinamiento no será nada fácil, entre otras cosas porque las reglas varían en cada región según el número de pacientes que requieren hospitalización. En el condado de Los Ángeles, por ejemplo, se ordenó el cierre de parques de recreo, museos, casinos, salas de manicure, vinaterías y peluquerías.

También se prohibió hospedarse en hoteles o irse de campamento al aire libre. La afluencia a los establecimientos comerciales se limitó a una ocupación del 20 %. Los restaurantes, que hasta ahora tenían permitido dar servicio en espacios abiertos, solo podrán surtir pedidos para llevar. Algunas escuelas permanecerán abiertas, pero la mayoría ofrecerá clases no presenciales a través de internet.

Como era de esperarse, la orden de confinamiento ha generado toda clase de objeciones. Los dueños de restaurantes, por ejemplo, se ven “como chivos expiatorios” y resienten que se los acuse de propiciar el pico de la pandemia sin, según ellos, presentar evidencia científica. Su argumento es que al cerrar los restaurantes la gente seguirá reuniéndose en casas particulares, algo que, a su juicio, es mucho más peligroso que departir en un patio al aire libre. Evidentemente, resienten el tremendo daño económico a sus negocios, a sus empleados y a sus proveedores, y exigen al gobierno federal que los compense por su pérdida.

De todas las protestas contra las órdenes de confinamiento en California destaco una en la que los inconformes han apelado a la Suprema Corte de Justicia alegando que la restricción de los servicios religiosos en templos, iglesias y mezquitas viola la Primera Enmienda de la Constitución al imponer a las iglesias restricciones que no aplica a actividades seculares similares.

Es decir, los aeropuertos, las lavanderías públicas o las tiendas departamentales pueden recibir a su clientela mientras se restringe la asistencia a actividades religiosas en un lugar cerrado donde los creyentes cantan y rezan en voz alta.

Y si bien es cierto que la Constitución protege la libertad de culto y de asociación para protestar en las calles, lo que se debate ahora es ¿qué debe prevalecer: la salud pública o la libertad religiosa?

La pregunta es pertinente porque no es solamente en Estados Unidos donde se plantea el caso. En Francia se han repetido las marchas de protesta para proteger el derecho de los fieles a ir a misa; en Israel, las restricciones impuestas por las autoridades para lidiar con el virus en las comunidades ortodoxas han suscitado un debate sobre la identidad del país. ¿Qué debe prevalecer: la naturaleza judía del Estado o su condición democrática?

Desde mi punto de vista, en todos los casos, la salud pública debe tener prioridad. ¿Usted qué opina?

Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.