Secciones
Síguenos en:
La batalla por una historia equilibrada, justa e inclusiva

La batalla por una historia equilibrada, justa e inclusiva

California se reafirma como la vanguardia de la inclusión étnica y racial en Estados Unidos.

18 de octubre 2021 , 09:56 p. m.

En la década de los 60, cuando los hijos de inmigrantes y de otras minorías raciales y étnicas empezaron a estudiar en las universidades norteamericanas, comenzó el reclamo porque en su educación nunca tomaron un curso que reflejara la vida en su comunidad.

En 1977, cuando llegué a California, el reclamo era por la indiferencia de la sociedad hacia los no blancos. “O nos ignoran o nos estigmatizan como criminales”, me decían los jóvenes latinos.

De entonces a la fecha, muchas cosas han cambiado, sobre todo en lo referente al reconocimiento de la humanidad de los “otros”. Aunque sigue habiendo un escrutinio negativo de las costumbres, y en la narrativa histórica de las comunidades minoritarias subsisten grandes vacíos. Hoy, al menos en California, las cosas cambian y cambian para bien.

Esta semana, California se convirtió en el primer estado de la Unión Americana que incluirá un curso de estudios étnicos con carácter obligatorio en la escuela secundaria.

Llegar a la versión final de la propuesta legislativa no fue fácil. La primera versión de la ley, presentada hace cinco años, exudaba la ideología radical de los activistas de izquierda expresada en un obscuro lenguaje académico. Imagine usted el pasmo de un muchacho de quince años leyendo sobre la centralidad histórica del “cisheteropatriarcado”, o la definición del capitalismo como un sistema opresor. Y eso no es todo, aparte de ignorar olímpicamente a comunidades minoritarias como la judía, la armenia o la sij, el lenguaje inicial tenía un marcado sesgo ideológico contra Israel y un detestable tufo antisemita.

Afortunadamente, el texto del proyecto de ley aprobado y firmado por el gobernador ofrece una guía curricular mucho más equilibrada, justa e inclusiva para todas las comunidades, y está escrita en un lenguaje claro y universal. Su propósito es ayudar a los estudiantes a comprender las luchas pasadas y presentes, así como las contribuciones de afroamericanos, asiáticos, latinos, nativos / indígenas estadounidenses y otros grupos que han experimentado racismo y marginación en Estados Unidos.

Su conversión en ley, sin embargo, no significa que aquí terminará la controversia. En la guía de enseñanza se acepta la validez de la “teoría crítica de la raza”, un concepto que establece que el racismo está arraigado en los sistemas e instituciones del país. Una teoría que es anatema para los sectores más conservadores del país, que la consideran “racialmente divisiva y agobiada por una ideología caprichosa”.

Por otro lado, Newsom y los sectores progresistas sostienen que la historia del país está llena de claroscuros, y que así como hay que validar sus triunfos, es necesario reconocer los momentos turbios, dolorosos e injustos. Si aspiramos a construir una sociedad más justa para nuestros hijos, dijo Newsom, “tenemos que entender la historia a cabalidad”. Una noción de sentido común que, sin embargo, es disputada en esta república federada, donde cada estado decide cómo se escribe la historia en los libros de texto de los jóvenes.

El año pasado, ‘The New York Times’ publicó un artículo comparando los libros de texto en Texas y California. Aunque ambos fueron publicados por la misma casa editorial, los contenidos varían, sobre todo en puntos controvertidos.

El texto del capítulo sobre la segunda enmienda de la Constitución en California incluye medidas adoptadas para el control de la venta de armas, mientras que en Texas las restricciones se ignoran.

Esperar que en Estados Unidos, el país más polarizado del mundo (según la última encuesta del Pew Center), exista una visión única de la historia puede parecer utópico e irrealizable. Me consuela saber que mis nietos estudian en California.

SERGIO MUÑOZ BATA

(Lea todas las columnas de Sergio Muñoz Bata en EL TIEMPO, aquí).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.