El planeta y la salud pública-fiscal

El planeta y la salud pública-fiscal

El mundo no puede seguir operando bajo el actual esquema que incumple normas ambientales-globales. 

22 de marzo 2020 , 01:19 a.m.

Tras 100 años de graves maltratos ambientales, el planeta nos está ripostando, y con venganza. El calentamiento global apunta a +2 grados centígrados hacia el 2050, habiéndose experimentado ya +1 en el último siglo. Esto acarrea más huracanes, lluvias torrenciales y elevamiento del nivel marítimo, causando inundaciones y desplazamiento del 10 % de la población mundial.

Además, las amenazas de pandemia se han vuelto más recurrentes, pasando por el Sars, ébola y ahora el altamente contagioso covid-19. Este último ha trastornado la vida diaria a nivel global y desvalorizado fuertemente los mercados financieros, como en 1987 y 2008-2009. Si bien la letalidad del covid-19 luce inferior a la del Sars (5 % vs. 30 %), su contagio alcanza hasta un 75 % de la población expuesta. De allí la importancia de acatar confinamiento preventivo y cuarentenas.

Parte de la volatilidad financiera es atribuible a la baja credibilidad de las acciones preventivas. Trump no solo llegó a afirmar que el virus se “iría por sí solo”, sino que ha ignorado la gravedad de los daños ambientales, pensando que la nieve en el jardín de la Casa Blanca refuta el calentamiento global.

Se requiere acelerar la transición hacia energías limpias-renovables, siguiendo el ejemplo de Europa en reducción del carbón. La transmisión de los costos de oferta energética, reflejando castigos e incentivos tributarios, es vital para alcanzar los objetivos ambientales.

Y sin embargo, Trump decidió abandonar los acuerdos ambientales de París 2015, y tan solo por ello merecería no ser reelegido. Pero China e India también son altos contaminadores, con su propia versión de ‘capitalismo salvaje’. Estos no solo dañan ríos y aire, sino que arbitran a su favor los menores costos resultantes de laxas exigencias ambientales.

El mundo no puede seguir operando bajo el actual esquema del ‘free rider’ que incumple normas ambientales-globales. Así como se han endurecido las prácticas globales en la tecnología digital (apretando precisamente a China), ahora se requiere hacerlo en estos temas ambientales y de salud pública.

El covid-19 es una de esas crisis que no pueden desperdiciarse: ha llegado el momento de hacer lo requerido en salud pública preventiva. Estados Unidos, al compararse con Corea del Sur, está avergonzado por su precariedad al enfrentar pandemias. Italia, Francia y España seguramente estarán concluyendo que también han debido estar mejor preparadas.

En Colombia, los desafíos son múltiples. El primero tiene que ver con la salud preventiva, la porción más floja de la Ley 100 del 1993. Esta no tiene doliente a nivel territorial-local, y el Gobierno central se ha focalizado en la regulación curativa vía EPS-IPS-Adres. Lo fácil se ha hecho bien y pronto (como cerrar fronteras), pero las complejidades de la logística de salud pública nos pondrán a dura prueba. Es aquí donde debemos aplicarnos, optimizando el uso de los escasos recursos existentes.

El segundo desafío tiene que ver con nuestra alta dependencia exportadora de petróleo-carbón. Los partes oficiales de tranquilidad macrofiscal no suenan convincentes (como los de Trump). Ya era evidente el problema del alto déficit externo (4,3 % del PIB), y con el desplome del petróleo hacia 30 dólares el barril/Brent ello se agravará. Además, el alto endeudamiento en dólares de Colombia (pico histórico del 43 % del PIB) representa otro serio desafío al registrarse una devaluación del 25 % en lo corrido del año. Como están las cosas, el gasto público ya programado en Colombia implicará una ampliación del déficit fiscal de no menos del 1 % del PIB en 2020, cifra que supera el paquete anunciado por Trump de 0,5 % del PIB. Luego la preservación de la salud pública y fiscal requiere actuar con mucho tino a la hora de enfrentar esta delicada pandemia.

SERGIO CLAVIJO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.