Secciones
Síguenos en:
Desaliento fiscal y ruido político

Desaliento fiscal y ruido político

Ese albur luce altamente irresponsable, dada la actual fragilidad sociofiscal de Colombia.

24 de abril 2021 , 11:12 p. m.

A lo largo del 2020, el Gobierno dio señales bastante erráticas sobre cuándo sería el momento apropiado para encarar el problema tributario que habría de permitir expandir el gasto social de forma sostenida tras esta horrenda pandemia. Finalmente, a inicios de este año, la administración Duque anunció que aprovecharía la divulgación de las recomendaciones de la Comisión Tributaria para fraguar su propuesta de reforma ante el Congreso.

El Gobierno trabajó fuertemente con dicha comisión y escuchó con atención planteamientos gremiales y de centros de pensamiento durante marzo del 2021. Ello dio como resultado el juicioso proyecto de ley radicado ante el Congreso el pasado 15 de abril.

En tributación corporativa se modera el negativo impacto de haber exagerado cruces tributarios nacionales con territoriales o devoluciones de IVA asociados a importación de maquinaria, según la Ley 2000 del 2019. También busca dejar su imporrenta en 31 %, en vez de continuar reduciéndolo al 30 %, tras haberse corregido el grave error de cascadas vía imporriqueza, lo cual tuvo vigencia en 2016-2018. ¡¡¡Cómo será que hasta el adalid de la “confianza inversionista” ha visto la necesidad de estas moderaciones y recuperar tributación en cerca de 0,5 % del PIB por esta vía!!!

Respecto a hogares, el Ministerio de Hacienda (MHCP) propone elevar en cerca de 3 puntos la tasa efectiva de gravamen de clase media-alta, llevándola a 7 % para ingresos de $ 6 millones/mes y a 25 % para $ 70 millones/mes, equiparándolas a la práctica internacional. Esto afectaría solo al 3 % de la fuerza laboral.

Luego no se entiende cómo algunos parlamentarios pretenden arroparse con la bandera de la solidaridad, pero defendiendo a “gente como ellos”: el 2 % más pudiente entre asalariados públicos. Y es correcto que estén bien remunerados (según sus responsabilidades y disuadiéndolos de la tentación de la corrupción), pero ellos deben entonces tributar más progresivamente.

En igual sentido va la propuesta con las altas pensiones. Hoy, estas solo tributan arriba de $ 40 millones/mes y a tasas bajas, pero lo requerido es gravarlas desde $ 7 millones/mes y a tasas razonables del 5-10 %, como lo propone el MHCP y ocurre a nivel global.

La otra falta de coherencia tributaria aflora en abogados-políticos, quienes proponen redoblar la lucha contra la evasión, pero oponiéndose a que clases medias-bajas entren a declarar renta. Como lo ha explicado Minhacienda, la idea no es poner a tributar debajo de $ 3,5 millones/mes, sino ayudar a taponar la conocida “venta de facturas ficticias”.

En materia de IVA, Minhacienda ha optado por una posición intermedia respecto de la Comisión, al evitar gravámenes adicionales a la canasta básica, pero avanzando en eliminar rubros exentos que perforan el recaudo. Esto contribuiría a elevar la eficiencia del recaudo en Colombia del 40 hacia el 70 % observado en Chile.

Si el ruido político nos llevara a la irresponsabilidad de no elevar la tributación en ese 1,5 % del PIB, Colombia enfrentará una peligrosa dinámica en su deuda pública, acercándose al 70 % del PIB, donde los intereses comprometen rubros cruciales del presupuesto. Existen al menos dos fuertes argumentos que deben llevar a los legisladores a recapacitar: uno, la señal de esfuerzo tributario es la única forma de asegurar el refinanciamiento de la deuda pública, especialmente cuando todavía tenemos de nuestro lado a multilaterales y calificadoras de riesgo; y, dos, la inacción incrementaría la probabilidad de desborde fiscal, aun para gobiernos bien intencionados en el 2022.

Quienes juegan a desacreditar candidatos de centro e invitan a Duque a no actuar en lo tributario seguramente aspiran a postularse como salvadores fiscales en el 2022; pero ese albur luce altamente irresponsable, dada la actual fragilidad sociofiscal de Colombia.

SERGIO CLAVIJO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.