Debate tributario y capital

Debate tributario y capital

Algunos parlamentarios parecen buscar la destrucción del sistema que había logrado reducir pobreza.

02 de agosto 2020 , 02:53 a.m.

Tras no aceptar la Corte la temeraria demanda que pretendía tumbar la totalidad del estatuto tributario, han arreciado las iniciativas parlamentarias de reforma tributaria. El grueso de ellas pretenden imponer el mundo de los Pikettys criollos antiempresa.

Varias propuestas buscan restituir el devastador imporriqueza empresarial, el cual implicó tasas efectivas hasta del 65 % sobre utilidades, durante 2002-2014. Y las tasas que proponen ahora no son del 1 % sobre activos netos, sino hasta del expropiatorio 5 %.

Qué bueno sería que esos parlamentarios estudiaran la postración que ello tuvo sobre la inversión productiva y alzas en desempleo urbano promediando 10 %. El sentido perverso antiempresarial de esos inspiradores académicos ebulle al presentar cálculos errados de un dígito en tasas tributarias efectivas como proporción de las ventas brutas. Olvidan ellos (adrede) que estas deben calcularse es como proporción de utilidades, salvo que uno pretenda drenar el capital productivo.

Con este ardid contable concluyen maliciosamente los demandantes (ripostándolo ante la Corte) que en Colombia los impuestos directos serían bajos al no superar el 51 % del total. Pero resulta que en países Ocde la participación promedio de los directos es 33 %, y Colombia emula ese referente global. Así, nuestro gran problema tributario no es la no progresividad, sino la alta evasión y perforación (inclusive en los indirectos).

Por ejemplo, Summers (2020) recomienda fortalecer la administración de impuestos escudriñando las declaraciones, antes que recurrir al imporriqueza. Hemos venido argumentando que hacer el viraje de mayor participación tributaria de firmas (5 % del PIB) hacia hogares (1,2 % del PIB) requiere fortalecer primero la fiscalización de la Dian, lo cual se lograría solo en 2022.

El rechazo de la Corte a dicha demanda no reparó en asuntos de comprobación empírica, pero vale la pena aclarar temas fácticos. Las tasas impositivas efectivas de rentas de trabajo son claramente progresivas en Colombia, al arrancar en 3 % para $ 5 millones/mes y elevarse a 30 % a $ 100 millones/mes. El imporriqueza anterior también era progresivo, arrancando en 0,25 % y llegando a 1,5 %, tanto en hogares como en firmas.

Las rentas de capital suelen gravarse, a nivel global, a tasas más bajas y de forma progresiva, pero en función del tipo de capital (herencias al 10 o al 50 %; dividendos al 10 o 15 %, etc.). Así, cuando se consolidan los ingresos en las declaraciones, bien puede ocurrir que el efecto marginal de las rentas de capital haga reducir el gravamen efectivo total, pero ello no desdice para nada de la progresividad de los diferentes tributos. Los demandantes no mencionan que el imporriqueza en hogares ricos termina elevando hasta en 3 puntos su tasa efectiva de tributación.

El otro punto de avance fiscal en Colombia ha sido el mejor aprovechamiento de gravámenes indirectos al redistribuirlos a favor de gasto para los necesitados vía Familias en Acción. De hecho, Colombia debería adoptar tecnologías digitales para no tener que cobrarles a estratos bajos el IVA en la canasta básica (evitando su compensación), ampliándose así el recaudo total y sin generar regresividad.

Este último efecto, por supuesto, lo omiten los demandantes en su obstinación anticapital. Su agenda no es de inclusión social, sino de destrucción de un sistema que había logrado (antes de pandemia) reducir la pobreza del 50 al 26 %, extender la clase media ampliada del 50 al 65 %, e inclusive reducir el Gini del 0,56 al 0,48. ¿Acaso el modelo por seguir es el de Argentina o Venezuela, donde lograron ahuyentar el capital y ahora campea la pobreza a niveles superiores al 50 %?

SERGIO CLAVIJO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.