close
close
Secciones
Síguenos en:
Convergencia política centrista

Convergencia política centrista

Vale la pena remarcar que el pivote electoral estará en la clase media vulnerable.

27 de noviembre 2021 , 09:47 p. m.

Tuvimos oportunidad de escuchar planteamientos políticos de 12 candidatos por 3 horas a instancias de la Convención Asobancaria de noviembre, tras excusarse estratégicamente Petro y Fajardo. Tratándose de un auditorio conocedor de vericuetos en gobernanza, los candidatos prefirieron concentrarse en la ampliación del gasto público, donde el 65 % está mal focalizado.

El espectro de gasto sugerido fue amplio: atender familias en pobreza, que pronto bordearán el 50 % de la población; apoyos educativos desde la primera infancia y becas universitarias a estudiantes pobres destacados (hoy cubren solo el 4 % de los graduandos); conectividad digital en zonas rurales y de vías secundarias con primarias para promover la diversificación exportadora; focalización pensional en ancianos pobres, eliminando subsidios regresivos, etc.

Como era de esperarse, el grueso de candidatos eludió concretar políticas tributarias requeridas para asegurar la sostenibilidad de dicho gasto. Algunos (oh sorpresa) insistían en rebajar tasas de tributación del IVA y ampliar regímenes simplificados para inducirlos a formalidad. Pero ninguno presentó la desagradable aritmética sobre cómo ello reduciría presión tributaria del Gobierno central, tan lánguida hoy como un 14 % del PIB frente al 17 % regional.

Hasta un exministro de Hacienda repitió su fórmula (fallida) de “confianza inversionista”, y otro dijo que había cumplido la regla fiscal y que se comprometía a repetir la dosis, pero nunca aclaró la forma subrepticia como ello había conducido a elevar la deuda del 35 hacia el 52 % del PIB (antes de la pandemia). Todos soslayaban la compleja economía política que impediría, en la práctica, atajar la deuda antes del 75 % para 2023.

Cuán útil resultaría que todos repasaran el acertado diagnóstico presentado allí mismo por el economista chileno Edwards sobre la importancia de adecuar el instrumental público a cada momento de desarrollo: Chile requería haber redirigido el gasto hacia la clase media ampliada, el 75 % del total, la cual clamaba por accesibilidad a salud y educación, tras haber reducido la pobreza a solo 8 %; en cambio Colombia requiere incrementar ya su recaudo para combatir la pobreza y recuperar su crecimiento al 4 % anual.

Vale la pena destacar dos mensajes de consenso expresados por candidatos: su compromiso con la institucionalidad amparada en la Carta de 1991 (remarcando la independencia del Banco de la República como seguro antiinflacionario y antipobreza) y su deseo de unión alrededor de un candidato de centro, pues todos entienden que la polarización de izquierda (alimentada por Petro) o de derecha (Centro Democrático Furibista) sería rechazada en las urnas de abril del 2022.

A la fecha, las intenciones de voto promedian 20 % a favor de Petro, 15 % por Fajardo, y los siguientes en franjas de 2-5 %, donde los tecnócratas han tenido bajos registros. A pesar de todo lo dicho, la experiencia de mandatarios territoriales y de apoyos partidistas se estará imponiendo en las ‘primarias’, que ‘de facto’ representan los sondeos electorales. Para principios del 2022 sabremos quiénes estarán con mayores probabilidades electorales, al irse reduciendo la porción de indecisos, hoy en 50 %.

Vale la pena remarcar aquí que el pivote electoral estará en la clase media vulnerable (maleable al ciclo electoral y que representa el 38 % de la población en prepandemia), mientras que la clase media establecida suele plegarse al centro político, que ha mantenido a Colombia caminando por un ‘estrecho corredor’ democrático, donde se balancean los progresos económicos con las aspiraciones políticas. Como bien lo expresaba Hirschman, esa “tolerancia” en aspiraciones políticas no puede tardar tanto que genere caos, como cuando en un túnel la gente empieza a colarse para intentar llegar al único rayo de luz que avizoran tras una angustiosa espera... escuchando el falso llamado de los populistas.

SERGIO CLAVIJO

(Lea todas las columnas de Sergio Clavijo en EL TIEMPO aquí).

Más de Sergio Clavijo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.